{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Santa Margarida de Montbui

Visita a Santa María de la Tossa, joya del románico

Compartir

Santa Margarida se sitúa en el valle que traza el río Òdena en el corazón de la Comarca del Anoia. La importancia de esta villa milenaria se plasma en un importantísimo patrimonio arquitectónico y en uno de los conjuntos medievales más interesantes de Cataluña, formado por la Iglesia de Santa María de la Tossa y el Castillo. Documentada desde el año 970, de esta fortaleza queda en pie la torre, vestigio de lo que fue una magnífica fortificación que abarcaba el conjunto de la montaña. Muy cerca se encuentra la iglesia prerrománica, de los siglos IX y X, de planta basilical y formada por tres naves cubiertas con bóveda de cañón y la cabecera cerrada por tres ábsides semicirculares, añadidos posteriormente.

El pueblo nació alrededor de la nueva Iglesia de Santa Margarida, de estilo gótico tardío, construida en 1614 sobre la primitiva Iglesia de Santa Coloma de Montbui. Destaca el campanario octogonal y el reloj de mediados del siglo XIX. En el interior se puede ver la lápida sepulcral esculpida del Panteón de los Condes de Plasencia, de finales del siglo XVII, una imagen de la Verge del Roser del siglo XVII y un retablo barroco. Justo enfrente de la iglesia se encuentra la Casa de los Condes de Plasencia.

Los alrededores también procuran sorpresas como la ermita románica de Santa Anna, que se sitúa junto al pequeño núcleo de Saió, y muchas posibilidades de rutas con una amplia oferta de senderos de gran recorrido y caminos rurales. Así, se puede descubrir el espacio natural protegido de la Sierra Miralles-Queralt, en la confluencia de los ríos Anoia y Gaià, con un paisaje de cascadas, acantilados y cuevas, y una fauna de especial interés ornitológico. También es recomendable subir hasta el Beneidor, un mirador privilegiado sobre la comarca.

Contacto