{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Santa Marta de Magasca

Belleza natural

Compartir

Santa Marta de Magasca es un lugar muy indicado para los amantes de la ornitología: los ríos Tamuja y Magasca, que atraviesan el municipio, son Espacios Naturales Protegidos, de gran belleza paisajística. De origen romano –en la Finca de Pascualete están los restos de una villa romana, además del monumento más destacable de la localidad, el palacio de Pascualete–, la población tiene una destacable plaza Mayor, donde se encuentra el Rollo, del s. XVI y adornado con un blasón, y la ermita, muy reformada, pero con un destacable altar mayor y esgrafiados bien conservados.

Dos rutas nos muestran la riqueza natural del municipio: la del Molino, que sigue el antiguo camino que los habitantes de Santa Marta tomaban hacia el río Magasca, donde se hallaba el molino en el que se molía el grano y del que se conservan algunos restos; y la Ruta del Vaho Torremocha, que conduce a esa localidad.