{{title}}
{{buttonText}}

Serradilla

Con sabor a devoción y tradiciones

Compartir

Basta pasar poco tiempo en Serradilla para descubrir que es un pueblo con carácter, con carácter e Historia, un combinado que a lo largo del tiempo ha cuajado en una serie de tradiciones autóctonas muy reconocibles. Lo sorprendente es cómo sus vecinos han sabido guardarlas con celo hasta nuestros días y hoy son uno de sus principales encantos turísticos. La reina de esas tradiciones tiene como protagonista al conmovedor Santo Cristo de la Victoria, cuya talla descansa en un extremo del pueblo, en el santuario del Cristo de la Victoria. Se puede llegar allí desde la plaza del Ayuntamiento (donde también se encuentra el austero edificio del Casino de la Plaza, del siglo XVIII), dando un corto pero ambientador paseo por las sobrias y estrechas calles serradillanas, de casas bajas de fachada blanca, que parecen conducirte casi sin querer hasta el santuario. El otro gran reclamo de Serradilla, uno que le vino regalado por la Naturaleza: es la puerta de entrada al impresionante parque nacional de Monfragüe, punto de partida de numerosas rutas senderistas, como la de la garganta del Fraile.
 

Contacto

Localización