{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Sinlabajos

Arquitectura de contrafuertes

Compartir

Localidad de unos 120 habitantes situada en la carretera que conecta Arévalo con Salvador de Zapardiel (el desvío está en la vía hacia Madrigal), a pocos kilómetros de la frontera provincial con Valladolid. Dista de Ávila 64,7 km.

Caprichos de la etimología. Al parecer, Sinlabajos procede del nombre original Siete Lavajos, o Siet Lavaios en el documento que lo cita. Es decir, la palabra que designaba abundancia de charcas acabó convirtiéndose en su contraria, si es que acierta la teoría.

Parece más claro que en tiempos esta pequeña localidad tuvo una población más amplia. Suele ser así cuando la iglesia parece demasiado grande para el tamaño del caserío. Si se observa la de San Pelayo Mártir desde la cabecera (con contrafuertes muy potentes para sujetar una altura y un tamaño dignos de colegiata), produce esa impresión.

El templo, como prácticamente todos los de la comarca, tiene su anatomía particular. En este caso, la torre situada junto a la cabecera y no en el extremo opuesto. Los restos originales de este torreón mudéjar son obvios, con la particularidad del relleno de piedra entre las filas de ladrillos en lugar del calicanto típico de los alrededores. Se advierten otros elementos mudéjares del primer edificio como la portada clausurada en la fachada norte, enmarcada en un alfiz clásico del románico de ladrillo.

Otra característica singular, aunque no única, es la distribución del interior en dos naves, anchas y esbeltas. Dejan aire para admirar las yeserías de las bóvedas, un gran arco que comunica la nave primera con la segunda y las filigranas de su colección de retablos barrocos. El mayor hace gala de patriotismo provincial, con dos tallas de los mayores místicos españoles y para más señas abulenses: Santa Teresa y San Juan de la Cruz.

Parece que la ermita del Cristo de los Remedios imita a su hermana mayor al apoyarse en contrafuertes, poco razonables en edificios tan pequeños.

Sinlabajos forma parte de la Zona ZEPA de protección de aves más amplia de Castilla y León, con un centenar largo de especies, sobre todo esteparias. La más emblemática es la avutarda, considerado el animal más pesado capaz de remontar el vuelo. También colonias de aves de presa y carroñeras, desde el elanio de mirada rojo rubí a milanos, cernícalos primilla, aguiluchos cenizos, águilas ratoneras y alguna pareja de águila real. 

Contacto

Localización