{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Soutomaior

Soutomaior, castillo y ostras

Compartir

Dos son las claras señas de identidad del ayuntamiento de Soutomaior: su castillo y las ostras. Este municipio pontevedrés atravesado por los ríos Oitavén y Verdugo está señoreado desde el siglo XII por una magnífica fortificación que en vez de ser levantada sobre una cima rocosa fue construida a media altura, sobre una tierra fértil y abundante en agua. Por esta razón, el castillo de Soutomaior, concebido primero como torre defensiva contra las invasiones marítimas, acabó convertido en confortable residencia señorial, rodeada de tierras de cultivo, viñedos y jardines con estanques y árboles únicos en Galicia. Pero la fama de este ayuntamiento que se abre a la ría de Vigo también hunde sus raíces bajo la arena de la costa: las ostras de la localidad de Arcade están consideradas entre las mejores del mundo, se pueden degustar en numerosos establecimientos del pueblo y cuentan con su propia fiesta gastronómica el primer fin de semana de abril. La fiesta se acompaña siempre de vino albariño de la denominación de origen Rías Baixas que se cultiva en el propio municipio, trepando por las laderas que domina la vista desde el castillo.

La fortaleza amurallada de Soutomaior llegó a ser epicentro político en tiempos del caballero Pedro Madruga, protagonista principal de la historia de Galicia en el siglo XV. La construcción, hoy visitable durante todo el año, fue destruida varias veces y reconstruida y ampliada en muchas más ocasiones hasta alcanzar, en el XIX, su porte palaciego. Los jardines albergan abundantes árboles monumentales como secuoyas y araucarias, algunos catalogados y protegidos por su gran valor botánico.

En Soutomaior llegó a haber otro castillo, el de Castrizán, mandado levantar por el arzobispo de Santiago Alonso de Fonseca para controlar la fortaleza de Pedro Madruga aprovechando el cautiverio de éste en Castilla. A su regreso a Galicia, el temible caballero conquistó y derrumbó Castrizán, y con el tiempo, en este lugar llamado Castro de Peneda se construyó la ermita de la Virgen de As Neves, uno de los miradores más privilegiados de la zona.

Además, dentro del patrimonio histórico, en Soutomaior destacan dos iglesias, San Salvador (s. XVIII) y Santiago (s. XII), además de algunos de sus puentes: el colgante, junto a la confluencia del Oitavén con el Verdugo, y los medievales de Comboa y Ponte Sampaio.

Contacto

Localización