Tona

Aguas saludables y modernismo

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

El castillo y la iglesia románica de Sant Andreu son las figuras emblemáticas bajo las cuales se extiende el pueblo de Tona, que alberga importantes vestigios de la época romana y un excelente patrimonio modernista. Tras el descubrimiento de las aguas mineromedicinales de la Puda, en 1874, Tona se convirtió en un afamado destino de vacaciones de salud, que aunaba un bello entorno con peculiares colinas de margas azules, un clima saludable y buenas instalaciones.

Aquella tradición turística de la villa ha dejado como testimonio antiguas casas modernistas señoriales, el Balneario Codina y el pozo del Balneario de Roqueta, lo único que queda de aquel prestigioso establecimiento. La estratégica situación de Tona, en la Comarca de Osona, ha hecho que, a lo largo del tiempo, haya sido una población por la que pasaron diferentes culturas, de las que quedan importantes testimonios como el yacimiento íbero del Camp de les Lloses y el acueducto romano de Vilageriu. También destacan las ermitas románicas de Santa María de Vilageriu y de Santa María del Barri, con un bello campanario de cuatro pisos de planta cuadrada.

Contacto

Localización