Ubicado en plena meseta alcarreña, Torija es uno de los municipios con más solera de Guadalajara. A pocos kilómetros de la capital se encuentra esta tierra, antaño amurallada y habitada por distinguidos señores de nuestro país. El castillo, al final del valle, es quizá su elemento más representativo. De piedra caliza, guarda tras sus muros historias increíbles. Su planta, cuadrada y con sus torreones en las esquinas, se erige con elegancia para orgullo de los torijanos. En sus entrañas, concretamente en su patio de armas, vemos el Centro de Interpretación Turística de Guadalajara o, si nos trasladamos a su maravillosa torre del Homenaje, el museo 'Viaje a La Alcarria', en honor a la obra del escritor Camilo José Cela.

Es un placer visitar la iglesia de la Asunción o pasear por su empedrado casco antiguo. En plenas fiestas de la Historia, se celebran el último sábado de julio, nos detenemos en su Plaza de la Villa, donde reinan las representaciones teatrales y se respira un aroma medieval único. La fiesta de San Cristobal también está marcada a fuego en el calendario local, pero si hay alguna celebración que destaque sobremanera esa es la de las fiestas de Torija. Entre el 6 y el 11 de septiembre, la villa se engalana en honor a su patrona, la Virgen del Amparo; encierros, verbenas y un sinfín de actividades culturales, gastronómicas y deportivas, hacen las delicias del respetable.

Contacto

Localización