{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Vadillo de la Guareña

Viñedos, caza y buenas fiestas

Compartir

Vadillo de la Guareña dista de la capital zamorana 55 kilómetros por carretera y pertenece a la Comarca de la Guareña, al sureste de la provincia. Se sitúa junto al río Guareña, en un territorio de campos de cultivo de cereal y buenos viñedos. En primavera el paisaje espectacular invita a disfrutar de la naturaleza. Por ello, junto a un puente romano a la entrada del pueblo se ha habilitado un parque de recreo. Los habitantes de Vadillo son muy aficionados a la caza y a la cría de galgos.       

Antes de la llegada de los romanos este territorio ya estaba poblado por los vetones. De ellos conserva vestigios el yacimiento de Los Anchadales. En el yacimiento de Villa Corta se descubrieron enterramientos hispano-romanos. Más tarde llegaron los godos, como muestran los cimientos visigóticos de la iglesia, y después los musulmanes, hasta que el territorio fue conquistado por los reyes de León.

En el casco urbano lo más destacable es la iglesia parroquial que ha sufrido varias modificaciones. Su interior custodia varios retablos barrocos y diversas imágenes, entre las que llama la atención una virgen policromada del siglo XII.

Celebran varias fiestas, pero las más importantes son las de San Antonio, que tienen lugar durante cinco días de junio, con vistosos encierros taurinos.

Contacto

Localización