Valdeavellano de Tera

Vida ancestral en El Valle

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Valdeavellano de Tera  está situado en el norte de Soria, lindando casi con La Rioja, en la preciosa comarca de El Valle, que debe su nombre a la llanura formada entre dos importantes conjuntos montañosos como son la sierra de la Cebollera y la de Carcaña, de las más altas de la provincia. Curiosamente, en el siglo XI perteneció al Reino de Navarra.

La construcción más antigua del municipio es un castro que data de 1000-600 antes de Cristo: se cree que lo edificaron los indoeuropeos (protoceltas) a su paso por la península y aunque apenas quedan de él unas pocas piedras merece la pena localizarlo.

El edificio religioso más relevante es la iglesia de Nuestra Señora de la Paz, levantada en el siglo XV sobre una primitiva iglesia románica, retocada como tantas otras en el XVIII. Su estilo gótico se puede apreciar en los capiteles de la nave central y en su distinguido retablo mayor, que incorpora ya algunos elementos renacentistas. De las cuatro ermitas que el pueblo llegó a albergar sobreviven dos, la de la Soledad, con una imponente torre del reloj, y la de las Espinillas (a un kilómetro al noroeste), con dos notables tallas románicas.

Le sorprenderá encontrar un curioso edificio blanco con dos torres semicirculares: es la casa de Doña Romana, construida en 1912 por un vecino a su regreso de Argentina. Se trata de un espacio hoy gestionado por la Junta de Castilla y León. No se vaya sin fotografiar las antiguas escuelas, las fuentes y el lavadero.

Localización