{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Vilada

Bosques, fuentes y montañas

Compartir

Vilada se encuentra a doce kilómetros de Berga, en la Comarca del Berguedà, rodeada de picos majestuosos, muchos de los cuales superan los 1.000 metros de altitud. A diferencia de épocas pasadas, cuando los campos de cultivo ocupaban gran parte de su término, Vilada cuenta actualmente con un accidentado territorio eminentemente boscoso y de una exuberante vegetación que merece la pena ser recorrido andando.

Una de las excursiones más recomendables es la que lleva hasta el Castell de Roset, cuyos restos se encaraman sobre una colina, bajo la Serra de Picamill. El lugar está  documentado ya en el siglo XI, aunque la fortaleza fue abandonada en el XVI. Vilada está formado por una población dispersa con varios núcleos de población e importantes masías diseminadas. Uno de sus edificios destacados es el de la Iglesia de Sant Joan de Vilada. Del edificio románico original quedan algunos muros y la construcción actual, de estilo barroco, data del siglo XVII. En el municipio se cuentan numerosas fuentes rodeadas de paisajes asombrosos que merece la pena descubrir, como la Font de l’Arç, cerca de la población, la Font del Saltant y la de Vidrier.

Contacto