Vilardevós

Por las rutas del contrabando

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Las rutas del contrabando de la posguerra entre Galicia y Portugal son hoy excepcionales rutas de senderismo para disfrutar de este municipio arraiano (fronterizo) de la comarca de Verín-Monterrey, encajonado contra el país vecino, su límite por el este y el sur. En el confín de Galicia, de la necesidad, Vilardevós ha hecho virtud, y hoy disfruta del Centro de Interpretación do Contrabando, ideal para acercarse a una realidad no tan lejana. A Serra das Penas Libres, donde el Alto de Mairos sobrepasa los mil metros del altitud, permite una perfecta panorámica sobre la frontera, en este rincón siempre más imaginaria que real.

Cuenta Vilardevós con numerosos vestigios del pasado: sus mámoas (túmulos), los restos de piedras de lo que un día fue el castro de Florderrei o el sarcófago descubierto en Arzádegos, datado en el siglo VII. En arquitectura religiosa, destaca la ermita de Nosa Señora das Portas Abertas, del s. XVIII, ubicada en la cima del castro de Florderrei. De los s. XVII y XVIII son los hermosos retablos y pinturas barrocas que albergan los templos parroquiales de Vilardevós, Enxames y Vilarello da Cota; además del templo de San Bartolomeu de Berrande, construido en 1792, con un interesante campanario de tres cuerpos y balconada y una bóveda de piedra.

En su escarpada orografía, en muchos sitios inaccesible, destaca la ruta circular de Cidadelle, espectacular con sus saltos de agua, sus cascadas y sus molinos, los caminos acondicionados con escaleras y pasarelas de madera y las zonas habilitadas para el descanso. Hay más áreas recreativas: en Arzoá se puede tomar un baño y en Arzádegos, muy cerca ya de la frontera con Portugal, detenerse en las bodegas tradicionales, destinadas a la conservación del vino.

Y es que en los 150 kilómetros cuadrados de Vilardevós, la agricultura y la ganadería siguen siendo el sustento económico, pues las antiguas y numerosas explotaciones mineras de estaño, grafito y volframio de Vilar de Cervos están ya cerradas. Cuenta además Vilardevós con el variado patrimonio etnográfico: fuentes y molinos, los hornos comunales, las cruces del Hospital (Osoño) y Vilardevós y los petos de ánimas de Vilar de Cervos, Enxames y Vilarello.

Contacto

Localización