Vilariño de Conso

El desconocido parque natural

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Vilariño de Conso posee uno de los mejores y más desconocidos parques naturales de Galicia. O Invernadeiro ocupa casi 6.000 hectáreas y se extiende entre las sierras de San Mamede, Manzaneda, Queixa y O Fial das Corzas, alcanzando cotas de entre 1.000 y 1.600 metros en pleno sistema del Macizo Central de Ourense. Fue declarado parque natural en 1997 y sigue siendo un territorio virgen, ajeno al turismo de masas y habituado a la soledad. Se encuentra flanqueado por dos ríos y presenta grandes superficies con pastos en las zonas altas, zonas de transición en las laderas pobladas de erica arborea y robles, castaños y pinos en los valles umbríos próximos a las corrientes de agua. La rica y variada fauna es sin duda el mayor valor de este paraje espectacular.

Vilariño de Conso, uno de los ayuntamientos de menor densidad de población de Galicia (cuatro habitantes por kilómetro cuadrado, con 200 de superficie), es silencio y pureza, pero también historia y tradición. Este municipio de la comarca de Viana tiene catalogados varios castros y yacimientos antiguos que en algunos casos pudieron estar ocupados hasta la Edad Media como el de Mourela, el de A Mourinalla, el de Torre do Castelo, el de Torre das Hortas y el de Castelo da Cerveira, además del de A Coroa. Este último ofrece amplias vistas y conserva un gran parapeto defensivo, foso y una serie de piedras hincadas en el exterior que popularmente fueron bautizadas como Cementerio de los Moros.

Además de varias rutas de BTT, sumido en su inmensa naturaleza Vilariño de Conso cuenta con rutas de senderismo como la de la Castaña. Este itinerario, que forma parte de la Ruta Europea de la Castaña, tiene su punto de partida en una curva de la carretera que lleva hasta el embalse de O Bao. El camino cruza abundantes bosques de castaños, fundamentales en la economía de los antiguos vecinos y ofrece dos alternativas para el regreso: la más larga desciende hasta el pantano, cruza un puente en Auga Lavada, bordea la presa y acaba llegando a una estación eléctrica.

Existe además en Vilariño de Conso un museo etnográfico situado en el mismo edificio consistorial, con un amplio horario de visitas. Aborda un sinfín de facetas de la vida tradicional, con apartados diferenciados como el dedicado al “cuarto de dormir”, los trabajos del lino, la miel, la escuela, el comercio, los aperos de labranza, la elaboración del pan, la matanza, la cocina, los objetos eclesiásticos, las “cosas de la casa”, la bodega, la ropa y numerosos oficios artesanales.

Por último, hay un Centro de Interpretación do Cogumelo (el nombre en gallego de la seta), aunque para visitarlo es preciso telefonear al Ayuntamiento para que lo abra. Las setas y las castañas son también las protagonistas del Gastroutono, una celebración en torno a los frutos del otoño con caminatas, talleres de cocina, concursos fotográficos y jornadas técnicas.

Contacto

Localización