{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Villanueva de Campeán

La pequeña Toscana

Compartir

Campeán se llama el arroyo, afluente del Duero, que discurre por esta localidad de poco más de 100 habitantes censados que nació como consecuencia de la construcción de un convento de la orden franciscana de Nuestra Señora del Soto, en 1406. Declarado Bien de Interés Cultural, el edificio está situado apenas a 400 metros del pueblo, dentro de una zona de fincas privadas, lo que hace que no cuente con acceso libre a su interior. Además de su increíble fachada, con aires de barroco clasicista, destacan su claustro y el coro. Lamentablemente, su estado actual es tan ruinoso que ha sido incluido en la Lista roja de patrimonio en peligro.

En el monasterio nace el Arroyo de Arcos, que se une con el de Campeán apenas un kilómetro y medio después, punto exacto en el que se encuentran las ruinas de San Pedro de Campeán, localidad deshabitada desde 1595.

Una calzada romana de la Vía de la Plata cruza el pueblo de norte a sur por la calle Calzada, por lo que la villa es paso frecuente de peregrinos hacia Santiago. Éstos cuentan para dormir con dos albergues (uno privado y otro público) y una posada real.

Para los visitantes que buscan referentes naturales es un punto importante de paso el ‘Cerro Las Culcas’ (también llamado ‘La Esculca’), una colina de 867 metros desde la que se divisa el Valle de Campeán, frontera natural entre la comarca de Tierra del Vino y la de Sayago.

Los pinos, los viñedos y el cereal dibujan un extraordinario paisaje, sobre todo en la zona sur del pueblo, que suele compararse con una ‘pequeña Toscana’. Ahí se encuentran los pagos de Los Arenales, Las Canteras o Las Salinas. En estas últimas tierras hay una zona de reposo repleta de chopos y una fontana donde brota el agua. Apenas a 150 metros empieza la Dehesa del Hospital, en la que conviven encinas y robles.

Las carnes, los guisos, la matanza y el vino elaborado en las bodegas de la zona completan la oferta gastronómica de esta villa desde la que, en días soleados, se llega a avistar Sanabria. Las fiestas de San Juan ‘Degollao’ se celebran el último fin de semana de agosto.

Contacto