{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Villares del Saz

Pasado templario en La Mancha

Compartir

De la unión de Villar del Saz de don Guillén de Arriba y Villar del Saz de don Guillén de Abajo nació Villares del Saz, un pequeño municipio de La Mancha conquense. En sus calles se levanta la iglesia de Santa Eulalia de Mérida, construida sobre las ruinas de una antigua fortaleza templaria entre los siglos XV y XVI. En su interior alberga un museo. La ermita de Jesús Nazareno es un bonito templo del siglo XV con una torre cubierta con cerámica vidriada. Al estar cerca de la iglesia se cree que la ermita, la fortaleza y el antiguo hospital eran la sede de los templarios.

Aún sobreviven también los restos de la Torre del Monje, en El Congosto junto al río Záncara, y de la torre del telégrafo, en la sierra de Cotos o del Telégrafo. La cueva de los Altillos es lo que queda en pie del castillo medieval de Moses, que se cree que perteneció a la Orden del Temple.

Contacto