Villaverde-Mogina

Bajo la mirada de un palacio

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

El monumental palacio de Barahona, del siglo XVI,  mira a Villaverde-Mogina y parece protegerlo. Sorprende al visitante por sus dimensiones, cuya sombra se proyecta por una finca de 15.000 metros cuadrados. Dimensiones excesivas en un pequeño pueblo de poco más de ochenta habitantes, a 34 kilómetros de Burgos. Más allá del caserón, el río Arlanzón nos descubre un paisaje de chopos, sauces y fresnos con fértiles tierras de cultivo que sustentan, junto al ganado, a los vecinos que no fueron tentados por el desarrollo que despobló este apacible pueblo burgalés. El palacio de Barahona, también conocido como palacio de los Varona, que lucha por recuperar el esplendor perdido por los años y el abandono, es junto a la preciosa iglesia románica de San Adrián y Santa Natalia, que domina el pueblo desde su promontorio, los emblemas de Villaverde-Mogina. Pero si quiere olvidarse de las prisas, dé un tranquilo paseo por la villa y su entorno, y déjese relajar por sus fuentes y bonitos jardines. Si es pescador, el río le ofrece cangrejos, barbos, truchas y carpas.

Reportajes recomendados Ver todos

Contacto

Localización