{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Vinaixa

Templo y pinturas románicas en una atmósfera medieval

Compartir

Vinaixa merece un paseo sosegado. Los callejones y rincones del casco antiguo constituyen un escenario de aires medievales en el sur de la Comarca de Les Garrigues, allí donde la llanura deja paso a los primeros montes de la Sierra del Corregó. El casco antiguo se arremolina en torno a la torre del antiguo castillo. Especialmente agradable resulta el Raval de les Flors, donde las edificaciones de piedra y las flores que disponen los vecinos en sus portales crean una atmósfera de vida apacible y fraternal.

En este entorno se levanta la Iglesia Parroquial de Sant Joan Baptista, de transición del románico al gótico. El templo presenta un campanario de espadaña altivo y un elegante portal decorado con un triple arco. En su interior se conservan pinturas románicas que valieron al conjunto la catalogación de Bien de Interés Cultural. También merece la visita Cal Panxa, un edificio del siglo XIV con retoques renacentistas. A siete kilómetros del pueblo se encuentra la ermita gótica de Sant Bonifaci, que en la Fiesta del Primero de Mayo acoge una romería muy popular en la zona.

Contacto