Aunque su nombre es Mirador del Collado de Llesba, popularmente se le conoce por el Mirador del Oso por la estatua en piedra (obra de Jesús Otero) de este impresionante mamífero en peligro de extinción, que en esta zona, la del Valle de Cereceda, convive con otras especies también a punto de desaparecer como el urogallo y el águila real. En cuanto a vistas, desde este balcón natural se tiene una amplia perspectiva del Parque Natural de los Picos de Europa.

Localización

Mirador del Oso