Central eléctrica El Salto

Villalba de la Sierra fue una pequeña aldea sin mucha importancia hasta que a inicios del siglo XX, el rey Alfonso XIII inauguró El Salto, una central hidroeléctrica que supuso una profunda transformación económica y social. El complejo eléctrico, y el hecho de ser Villalba paso obligado para ir al nacimiento del Río Cuervo o a la Ciudad Encantada generó un interés turístico que ha crecido con el tiempo.
La central en sí muestra la belleza de las arquitectura industrial del siglo XIX. Posee un porche a dos aguas y se le han anexionado edificios contemporáneos. Se encuentra ubicada junto al río.

Contacto

Más monumentos en Villalba de la Sierra