Ermita de la Santa Cara de Dios

Sacedón (Guadalajara)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

En pleno centro de Sacedón, a pocos metros de la Plaza Mayor, se ubica esta pequeña iglesia de origen renacentista que antaño fue un hospital que sirvió como emplazamiento de acogida para los más necesitados de la villa. Erigida entre leyendas, esta ermita se ha convertido en uno de los lugares más queridos y admirados de este municipio de Guadalajara. Bajo la sombra de un árbol que nos protege del ardiente sol, multitud de fieles se encaminan hacia el interior de la ermita. Otros, en cambio, se detienen y entre los dos setos en tiesto que adornan su entrada, miran con atención su fachada dieciochesca, cuya piedra oscura pierde color ante el potente color marrón de su puerta. Su doble campanario de sillería repica anunciando la llegada del mediodía. Ya dentro del templo, la gama de colores es armoniosa. El blanco puro de sus paredes da sensación de paz y tranquilidad. Dos retratos de ángeles decoran su cúpula sobre el altar dorado en la que brilla la imagen de Jesucristo, flanqueada por una pared roja que la rodea y le otorga sensación de viveza. Elementos dorados y un par de cuadros situados a su izquierda decoran sus paredes, dotando a la ermita de belleza y personalidad. Sentados sobre los bancos, algunos feligreses fijan sus ojos en la imagen del santo quién sabe si esperando un milagro.

Localización

Ayuntamiento De Sacedón, Plaza de la Constitución, s/n, 19120 Sacedón, Guadalajara