Ermita de San Mauricio

Caldes de Malavella (Girona/Gerona)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Mala Vella (mala vieja) vivía aquí, una anciana vieja, mala, culpable de la desaparición de numerosos niños de quienes, según cuenta la leyenda, se comía sus corazones. Un personaje que, no obstante, acabó compartiendo su nombre con el municipio. su hogar es un castillo en ruinas hoy en día, con piedras volcánicas, o eso se cree, ladeado en una zona elevada para controlar el resto del territorio. A su lado, intacta y culpable de la magia que destila el paisaje, está la ermita de San Mauricio, edificada aprovechando los restos de una de las torres del castillo vecino. Sentarse en sus bancos del atrio, cerrar los ojos y escuchar el lenguaje de la Naturaleza que lo rodea, notar la distante y torcida sombra del castillo a lo lejos, cosquillea los sentidos y eriza la piel.

Localización

Pl. Ajuntament, 8, Caldes de Malavella, Girona