Ermita de San Miguel de Arretxinaga

Markina-Xemein (Bizkaia/Vizcaya)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Casi en las afueras del pueblo donde el cemento de las construcciones cede color y espacio a los verdes montes vascos, un edificio nos salta al paso con una curiosa. Tiene una bonita espadaña sobre una cubierta de tejas rojizas y los ladrillos colocados de forma irregular por toda su estructura le dan un aire  coqueto aunque lo que primero nos saltará a la vista es su curiosa forma de hexágono perfecto. Al traspasar la puerta, habremos viajado a otro mundo o a otra época o, tal vez, a ambas. En el centro de este ermita del s. XVIII, que sustituyó a una anterior de origen incierto, veremos tres grandes piedras unidas entre sí que, formando una especie de altar, protegen una imagen de San Miguel. No se trata de ninguna obra de arte moderna ni del capricho de ningún escultor sino de un fenómeno natural que tiene más de 40 millones de años y que ha sido lugar de peregrinaje desde tiempos inmemoriales. Para contemplar este pedazo de la historia y el marco que lo rodea podemos sentarnos en uno de los bancos colocados en semicírculo, que nos permitirá recrearnos en los adornos de la cúpula. Ahora que si lo que queremos es casarnos, deberemos pasar tres veces por debajo de este arco prehistórico sin tocar ninguna piedra. Al menos, eso dice la leyenda.

Contacto

Localización

Avenida Arretxninaga, 24, 48270 Markina-Xemein, Bizkaia