Puente de Rande

Redondela (Pontevedra)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Si el alfabeto se diera cita en el puente de Rande, lo haría en forma de “H”. Podemos decir que esta letra no suena, pero en la ría de Vigo habla a través de la mirada. Las columnas que sostienen a esta enorme construcción, que tiende su embrujo entre las localidades de Redondela y Moaña, evocan a esa letra, a la “H”. Cruzarlo sin experimentar la sensación de vértigo debe ser una hazaña. Además, hermosas son las incomparables vistas del entorno natural que se divisa. Desde allí, se nos muestra la entonación de una ría engrandecida por la isla de San Simón que tiene de fondo a las paradisíacas Cíes. Y humilde se presenta, ya que no quiere rivalizar con otros puentes. Aún así, impresionan sus 148 metros de altura y su kilómetro y medio de recorrido. Mudos nos quedamos al conocer que fue la pasarela atirantada de mayor longitud del mundo cuando se inauguró y, con el transcurso de los años, se ha convertido en un símbolo de la arquitectura gallega y española. En Redondela siempre ha habido pasión por tejer territorios; de ahí, que Rande no sea el único, ya que la “villa de los puentes” es cruzada por viaductos de hierro como el de Pontevedra o Madrid, declarados de interés cultural. Ambos refuerzan esa sensación de comunicar a través de sus ojos. Mientras tanto, Rande expresa sin sonidos su eterna unión con la ría.

Localización

Puente de Rande, Redondela