{{title}}
{{buttonText}}

Templo Fortaleza del Santo Cristo

Labastida/Bastida, Araba/Álava

Compartir

Al final de una empinada cuesta, en el Cerro de la Mota y con unas espléndidas vistas del sur de Labastida, se encuentra la ermita del Santo Cristo. Se podría decir que es románica no solo porque así lo evidencia su magnífica portada, sino porque, efectivamente, se comenzó a construir en el siglo XII. Pero también es cierto que también se aprecian en ella elementos arquitectónicos del gótico. En los alrededores de esta ermita, que algo tiene de fortaleza, es donde se localizan los primeros asentamientos de Labastida que luego fueron extendiéndose montaña abajo. Dentro, reina la claridad y se aprecia la mezcla de estilos arquitectónicos. En el centro del altar mayor se encuentra la talla del Cristo Crucificado que tanta devoción despierta entre los vecinos de la villa. En el subsuelo de la ermita, construida a su vez sobre un templo prerrománico, se descubrieron tumbas durante unas labores de restauración. Actualmente se exhiben en su lugar original, eso sí, cubiertas con acristalamiento y hasta es posible caminar sobre ellas. Sin quitarle valor artístico al santuario, que sin duda lo tiene, es posible que el paisaje del fértil valle del Ebro que se avista desde el Santo Cristo sea lo que más impacte al visitante.

Localización

42.591233, -2.792275