Termas romanas de Lecrín

Lecrín (Granada)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Entre los siglos III y IV las poblaciones romanas que habitaban estas tierras sentían la necesidad de disfrutar de un relajado descanso tras los largos días de trabajo, por lo que ellos mismos dieron con la clave construyendo unos baños públicos con una piscina circular, de 1,20 m de profundidad, un patio para el disfrute de una limonada, una sala de vapor para oxigenar el cuerpo y varias salas de descanso donde desconectar del día a día.

Paseando por las calles de Talará, nos encontramos con los restos de este paraíso del descanso. Aunque se encuentra en pleno terreno urbano edificable y podría sufrir daños por cualquier movimiento producido por nuevas edificaciones o la reestructuración de alcantarillado, estas termas conservan toda su canalización y desagües en muy buen estado de conservación, lo cual deja latente el poder adquisitivo y arquitectónico del que presumían los romanos, que igual te construían una fortaleza, una torre o un balneario.

Localización

Talará, Granada