Torre de los Moros

Benaoján (Málaga)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

¿Sería lo mismo la Venus de Milo si tuviera aún sus dos brazos? Hay monumentos que, incompletos, casi impresionan más. Aquello que el tiempo se llevó por delante ahora la imaginación puede completarlo a su antojo. Algo así le pasa a la llamada Torre del Moro, en Benaoján (Málaga): apenas un trozo de muro mantenido en equilibrio precario, una fina lámina de piedra cortada abruptamente, y que nos intriga sobre qué habría más allá de sus esquinas amputadas. Quizás por eso sea uno de los monumentos más emblemáticos del pueblo. Sabemos que fue construida por los musulmanes, de ahí su apodo, a fin de controlar el paso del Valle del Guadiaro, de camino a Ronda. Especulando más, otros aseguran que fue también un refugio para el caso de que los cristianos atacasen un pueblo árabe cercano. Éste habría tenido por nombre Abcegina u de Ocegina, y de ahí derivaría el otro nombre de estas ruinas: Torre Sexima. Y ellas serían el último superviviente de todo aquello. El testigo que permanece firme para dar fe de que allí, una vez, hubo una batalla.

Contacto

Localización

36.714999, -5.227790