Panecillos de Semana Santa

Panecillos de Semana Santa

Unas sencillas bolitas nos harán viajar a sabores que teníamos olvidados. Con este plato, nos proponemos descubrir a través de los sentidos. Los panecillos de Semana Santa de Elche de la Sierra son un postre que nos evocará un conjunto de sensaciones en cada bocado. Su sabor es heredero del equilibrio perfecto de todos sus excepcionales ingredientes. El toque azucarado lo aporta la miel; el amargo, la canela y el ácido, las cortezas de un cítrico como la naranja. Todo en su justa medida. Como no puede ser de otra manera, la receta de este postre incluye pan, de ahí su nombre. Su elaboración no resulta complicada, ya que únicamente habrá que freír, tras espolvorear la masa con harina y añadirle matalauva. Se crea así uno de los platos más típicos de la localidad. Degustarlo es un placer para nuestro paladar y para nuestra satisfacción no sólo lo podremos probar durante la Semana Santa. Si bien, dejaremos para otra ocasión la elaboración de los rollos de San Blas. Lo dulce se convierte en arte en la villa montañosa de Elche de la Sierra.