Altea | Guía Repsol

ALTEA

En medio de su impresionante casco histórico, al final de una estrecha calle de casas encaladas, las parejas de enamorados tienen en Altea un rincón solo para ellas. Los propietarios del hotel 'La Serena' prometen a sus huéspedes una desconexión...

A pesar de sus playas de cantos rodados, Altea sigue enamorando a viajeros de todo el mundo, que vuelven una y otra vez -o nunca se marchan-, atraídos por el irresistible encanto de este precioso pueblo blanco de la costa mediterránea.