Una imprudencia muy peligrosa

Consultar las redes sociales o hacerse selfies al volante

Consultar las redes sociales mientras se conduce es altamente peligroso.
Consultar las redes sociales mientras se conduce es altamente peligroso.

El 18% de los jóvenes españoles afirma haberse hecho alguna vez un selfie (auto-foto) al volante, una de las cifras que, aunque es de las más bajas de toda la Unión Europea, es una práctica que entraña mucho peligro. Un estudio realizado por la compañía automovilística Ford revela que uno de cada cuatro jóvenes europeos se ha hecho alguna vez una autofoto (selfie) y casi la mitad ha utilizado su smarthphone para consultar las redes sociales y que ya ha provocado innumerables accidentes en las carreteras europeas.

Los datos revelan que, de todos los europeos, los jóvenes españoles son los que menos incurren en este tipo de conductas peligrosas, aunque continua siendo una cifra excesivamente elevada, llegando a ser el 18% de los encuestados quienes lo hacen.

En cuanto al uso de las redes sociales, el 8% de los españoles confiesa consultar mientras conducen las redes sociales, de nuevo un dato preocupante y que supone una distracción igualmente peligrosa que, por ejemplo, manejar la radio, el GPS, o atender una llamada.

La imprudencia de tomarse una foto mientras se conduce provoca graves accidentes.
La imprudencia de tomarse una foto mientras se conduce provoca graves accidentes.


Según cálculos realizados por los expertos tomar un selfie al volante puede distraer al conductor durante 14 segundos y consultar las redes sociales unos 20; tiempo suficiente para que un vehículo que circula a 100 km/h recorra la distancia equivalente a cinco campos de fútbol.

Te puede interesar...