EN RUTA CON BRAYS EFE

"Soy fanático absoluto del menú del día del 'Cantalejo' en Madrid"

El actor Brays Efe, gallego de Vilariño, ha alcanzado la gloria en la ficción interpretando a la entrañable Paquita Salas, esa creación de los Javis que se ha convertido en un personaje paradigmático del mundo de las series. Asegura defenderse en la cocina –sobre todo con la tortilla de patata poco cuajada y con cebolla–, reivindica el menú del día y la casquería castellana, y se confiesa "de pueblo" y elige, sin dudarlo, uno que le gusta mucho: Munilla, en La Rioja.

Brays es un actor sin alardes, natural, divertido. No sabe conducir, se defiende cocinando y le gusta hacerlo (herencia de abuela y madre cocinera), y no se considera un gran viajero, "mi destino más lejano ha sido Los Ángeles". Además, se amolda a la perfección cuando sale a rodar, "no soy nada tiquismiquis, me gusta estar tranquilo en el hotel", y siempre encuentra cosas agradables allá donde va. Y sus compañeros de rodaje y de vida lo adoran, literalmente. Nos vamos con él de ruta viajera.

¿Cuál es tu manera ideal de viajar?

La verdad es que me encanta el tren como transporte, lo recuerdo con mucho cariño en mis viajes de niño, me resulta cómodo y misterioso. Me encantaría viajar en el Orient Express.

Localidad

Munilla

Ese lugar que se te quedó en la piel…

Recuerdo perfectamente la luz del atardecer en Manhattan cuando doblé la esquina por primera vez de la calle East 59 con la Tercera Avenida. Venía del tranvía de Roosevelt Island, que es donde me alojé en mi primer viaje a Nueva York, y me quedé impresionado.

También estoy enamorado de Munilla (La Rioja), un pueblo muy pequeñito cerca de Calahorra, donde viví unos cinco años, que está atravesado por otro río Manzanares. Es muy bonito, me recuerda mucho a Galicia al tratarse de un valle verde. Al lado está Valdevigas, que está abandonado, y cerca también hay yacimientos arqueológicos, huellas de dinosaurios, un museo y además, un festival de jazz muy reconocido internacionalmente.

Bray Efe y algunas amigas frente a la 'Churrería Santa Ana' de Madrid.
Junto a algunas amigas frente a la 'Churrería Santa Ana' de Madrid. Foto: @braysefe.

¿Rodando has descubiertos destinos a los que te gustaría volver?

La primera película que grabé, Cómo sobrevivir a una despedida, fue en Las Palmas de Gran Canaria. Justo la isla donde nací, curiosamente, pero que no conocía. Allí estuvimos un mes y tres semanas y rodamos en algunos de los sitios mas reconocibles de la isla, como las dunas y el faro de Maspalomas o el pueblo de Mogán.

¿Y un sitio en el que te encantaría grabar una película?

Me encantaría rodar en los interiores del Palacio Real.

Vamos a hacer memoria; recuerda alguno de tus viajes durante la infancia.

De niño crucé España en autobús y en pijama con varios familiares, desde Galicia a Figueres, para asistir a una boda. La única parada que hicimos fue en Zaragoza y tengo una foto con mi prima en una fuente delante de la Catedral del Pilar en zapatillas de casa.

Pero como mi familia era de clase muy obrera, nunca hemos viajado mucho porque no podíamos. El primer gran viaje que hice fue en la adolescencia, un par de semanas a Newcastle (Inglaterra) con una asociación juvenil.

Brays Efe en la Cueva del Pindal en Pimiango, Asturias.
En un viaje a Asturias, donde visitó la Cueva del Pinal (Pimiango). Foto: @braysefe.

Seguro que tienes en la agenda varios viajes pendientes…

Me encantaría un viaje con tiempo por Japón. Es un país con tantos contrastes, con ciudades hiperdesarolladas junto a otras muy tradicionales. En España, tengo pendientes muchos destinos. Por ejemplo, nunca he estado en Murcia, y una amiga que es de allí, me anima insistentemente para que visite la playa de Calblanque y comer paparajote.

A la hora de comer, ¿en qué placer culpable te gusta incurrir?

Rechazo el concepto 'placer culpable'; lo que me gusta, me gusta. Es un concepto muy judeocristiano que las cosas que te gustan no deberían gustarte. Yo siento devoción por el marisco gallego, por la cocina castellana, como los cochinillos y la casquería. Me encantan las mollejas a la plancha, con medio limón, del 'Asador Real' (Plaza Isabel II, 1) o los mejores zarajos de Madrid que son los de 'Casa Enriqueta' (calle del General Ricardos, 13).

Pero hay un plato por el que salivo que es el pepe, un chorizo que elaboraba mi abuela materna. No es alargado, sino en forma de bola, rellena con picadillo de la carne de la matanza (zorza) y cebolla picada. Sobre el cocido gallego de habichuela, con sus patatas y berzas, mi abuela abría el pepe, que es extendía cubriéndolo todo.

Brays Efe en la Finca Puente Largo (Aranjuez).
Apasionado también de la barbacoa, como la que se comió en la Finca Puente Largo (Aranjuez). Foto: @braysefe.

¿Qué capricho 'foodie' te has dado recientemente?

Hace poco cené en 'Punto MX' (2 Soles Repsol) y todavía tengo en la cabeza el sabor del Bloody Mary de allí, hecho con mezcal.

Si nos invitas a tu casa, ¿qué cenaríamos?

Aunque las lentejas no me salen como las de mi madre, al estar ahora en verano te prepararía un gazpacho y una tortilla de patatas de esas sin cuajar, que es como me gustan a mí. Y con cebolla, por supuesto.

Paquita Salas y el torrezno
Paquita Salas le descubrió lo que es un buen torrezno.

El sitio al que ahora mismo te irías si pudieras…

Ahora mismo me escaparía a alguna playa fresquita de las del norte de España, especialmente alguna gallega. Adoro el agua fría en la playa. Me crié en Nigrán, junto a Vigo (Pontevedra), y me daría un chapuzón en mi Praia América, frente a las Islas Cíes.

¿Una barra para quedarse pegado?

La de la coctelería 'Santamaría', en la calle Ballesta, en el centro de Madrid, un lugar tranquilo y con los cócteles maravillosos hechos por las manos de Davide Fracasso. Hacen el mejor dry martini de la capital. Una vez entré y le pedí un vodka, que supiera a manzana, pero no muy dulce, y en trago largo. Lo hizo y le bautizó Brays, gracias por existir, os invito a que vayáis y lo probéis.

¿Dónde te llevarías a Paquita Salas de vacaciones y a celebrar un contrato de PS Management?

Con Paquita iría a Marbella o Benidorm, estoy seguro de que ella sabría enseñarme todos los recovecos de estas ciudades. En cuanto a comida, yo creo que ambas nos entendemos muy bien. A los dos nos encanta el cocido madrileño del 'Malacatín' (calle Ruda, 5), pero para celebrar alguna buena noticia me la llevaría a tomar el menú del día del 'Cantalejo' (Paseo Imperial, 53. Madrid), cuyo salón está repleto de fotos de artistas, muchos que no estuvieron ni allí, pero que sirven un menú espectacular. Yo reivindico la protección del menú del día, que se está extinguiendo en la capital.

Brays Efe con amigos en la coctelería 'Santamaría'.
En la coctelería 'Santamaría', el barman Davide Fracasso le ha dedicado un trago. Foto: @braysefe.

Nunca se te olvida meter en la maleta…

Siempre se me olvida meter algo en la maleta. El peine, el cargador, siempre se me olvida alguna una cosa.

Venga, comparte con nosotros tu 'playlist' de viaje.

Ahora se hace 'quorum' y se van eligiendo las canciones en el proceso, ¿no?

Localidad

Munilla

Playa

Mogán

Mogán (Palmas, Las)
Monumento

Palacio Real

Calle de Bailén, 3, 28013 Madrid , Madrid (Madrid)
Playa

Calblanque

Cartagena (Murcia)
Restaurante

Asador Real

Plaza Isabel II, 1 , Madrid (Madrid)
Restaurante
2 Soles Repsol

Punto MX

Calle General Pardiñas, 40. 28001 Madrid (Madrid) , Madrid (Madrid)
Playa

América

42.134843, -8.818088 , Nigrán (Pontevedra)
Restaurante

Malacatín

Calle Ruda, 5 28005 , Madrid (Madrid)

Te puede interesar...