Exposiciones en Madrid de cara a la primavera de 2021

Cuatro exposiciones valientes

exposiciones madrid primavera 2021
Las obras del pintor gaditano Guillermo Pérez Villalta se exponen en la Sala Alcalá 31.

A pesar de las dificultades impuestas por la pandemia, el mundo de la cultura sobrevive. Lo demuestran las últimas y muy valerosas exposiciones artísticas en Madrid que han abierto sus puertas estos días. Con toda seguridad, esperan que las visitemos.

Montar una exposición siempre es complicado. Diseñar su contenido, solicitar los préstamos, colgar obras maestras con total seguridad… es un proceso agotador. Museos e instituciones consagradas al arte lo asumen, pues saben que las muestras temporales son la mejor receta para atraer visitantes. También para mantenerse vivos, aunque sea en tiempos de pandemia. Un momento tan difícil para la cultura como para el resto de colectivos. Con una receta tan sencilla como imaginación y trabajo, los responsables de estas instituciones han asumido tan colosal desafío. Pese a los confinamientos y las restricciones sanitarias, con la dificultad de conseguir préstamos de obras en un tiempo con las instituciones cerradas, montar exposiciones con lo mínimo, hasta lograr el milagro de abrir las salas en estos días. Las recorremos animando a su visita. La cultura lo agradecerá, nuestro conocimiento también. 

orfebreria perez villalta
No solo hay pinturas en la exposición de Pérez Villalta, también maquetas y orfebrería.
# 1. 'Alexéi von Jawlensky. El paisaje del rostro' (Fundación Mapfre)

1. 'Alexéi von Jawlensky. El paisaje del rostro' (Fundación Mapfre)

El rostro de la obsesión

Llega a Madrid este creador fundamental en la historia del arte moderno que, a pesar de ello, es prácticamente desconocido por el público de nuestro país, no en vano llevaba tres décadas sin que su trabajo se mostrase en Madrid. Lo ha remediado la Fundación Mapfre (Recoletos, 23) con la recién inaugurada 'Jawlensky. El paisaje del rostro', colosal exposición organizada en colaboración con el Musée Cantini de Marsella y La Piscine - Musée d’Art et d’Industria André Diligent de Roubaix, con préstamos de más de 30 instituciones y coleccionistas de todo el mundo. 

exposicion jawlenksy
La serie se basa en una serie de rostros, cada vez más abstractos.

Fundador, junto con Wassily Kandinsky y otros artistas, de la Asociación de Nuevos Artistas de Munich, crisol de aquel movimiento pictórico, la exposición muestra la evolución de una figura considerada progenitora del expresionismo. Las casi cien obras reunidas se organizan en seis secciones que suponen un completo recorrido cronológico por la trayectoria del pintor ruso iniciado en el posimpresionismo y que se prolonga hasta sus series de rostros que caminan directo rumbo a la abstracción. 

exposicion jawlenksy
Un paseo por el posimpresionismo alemán.

Violentas pinceladas saltan de teteras amarillas a campos de mieses, de los paisajes de Füssen emborronados de nieve al abismo de los ojos femeninos. Explosión de colores elementales que a duras penas logra gobernar el artista, brochazos que arrastran la provocación bestial del fovismo. Los pinceles de Jawlensky son psicólogos que salpican con noticias del alma humana, en un viaje por la obsesionada sucesión de rostros anónimos a los que se abrochan las pulsiones que nos dirigen. "La cara no es solo la cara, sino el cosmos", dijo Jawlensky, luego redujo todo a un vigoroso conjunto de trazos. Intensa y prolongada búsqueda de lo elemental sin atender a ninguna regla, antes que arte la obra que cuelga estos días en la Mapfre es una actitud.

exposicion jawlenksy
Impacta el atrevido uso del color.

Jawlensky sufrió artritis reumatoide y algo que debía ser una seria limitación de su expresividad, pero él lo convirtió en el vehículo que cabalgó por la violencia de su sentimiento pictórico. Así hasta alcanzar la abstracción. En ella se aparcaron las últimas obras de su vida, buena muestra de la cual es la serie Meditaciones, cuadros de pequeño formato de trazos gruesos y esquemáticos, colores planos y austeros. Aquello fue a finales de los años 30. Después, sus pinceles enmudecieron. El gobierno nazi decretó la persecución del pintor ruso. 

# 2. 'El ingenio al servicio del poder. Los códices de Leonardo da Vinci en la corte de los Austrias' (Real Academia de Bellas Artes de San Fernando)

2. 'El ingenio al servicio del poder. Los códices de Leonardo da Vinci en la corte de los Austrias' (RABASF)

Lejos de la Gioconda

Parece imposible, pero hubo un tiempo en el que España fue el epicentro mundial de la Ciencia. Ahora que la pandemia nos ha abierto los ojos para comprobar el triste papel de nuestra sociedad en eso llamado I+D+I, es muy conveniente la visita de esta exposición que enseña una inédita perspectiva del siglo XVI español, periodo en el que algo tan importante residió en Madrid. 

exposicion da vinci
Se pone al visitante frente al Da Vinci más científico.

Con la excusa de la presencia, todavía misteriosa, de los Códices del genio renacentista en Madrid, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Alcalá, 13), inaugura 'El ingenio al servicio del poder. Los códices de Leonardo da Vinci en la corte de los Austrias'. Un sorprendente viaje a la tecnología y el conocimiento científico que reinó en la capital del reino en el momento más dorado de nuestra historia.

"Quien poseía el conocimiento científico y técnico tenía el poder. Esto lo sabía Felipe II y lo aplicó durante su reinado". Lo cuenta Mariano Esteban Piñeiro, uno de los comisarios de la muestra, junto con Magoga Piñas, Nicolás García, Carlos Jiménez, Almudena Pérez de Tudela y Elisa Ruiz. No hay más que aterrizar entre los tratados, planos, maquetas, instrumentos originales, pinturas y esculturas de la exposición para constatarlo. "Llamados por el rey, los científicos más destacados de la Europa del Renacimiento, trabajaron en Madrid", corrobora Magoga Piñas, la coordinadora de este llamativo trabajo.

exposicion da  vinci
Aunque los códices no están expuestos, sí lo están algunos importantes manuscritos.

Aquellos vanguardistas aplicaron su conocimiento en la construcción de obras tan singulares como el Monasterio de El Escorial, el conjunto de Aranjuez y otros proyectos colosales. Con ellos llegaron tratados, manuales y obras entre las que estaban los famosos manuscritos de Leonardo da Vinci, algo que señala que las dotes pictóricas, capaces de crear La Gioconda, de Leonardo no eran apreciadas del mismo modo que se valoraba su enorme conocimiento científico. 

Madrid se hizo capital de los ingenios y los mejores técnicos e ingenieros del mundo trabajaron en la ciudad. No existe duda de que utilizaron los códices del sabio italiano, el mayor tesoro del conocimiento del Renacimiento, que para entonces ya estaban en la Corte española. La solución de problemas técnicos en sistemas hidráulicos, minería, construcción de puentes y presas, arquitectura e inventos militares, vanguardistas en aquel momento, fueron inspirados por la lectura de las páginas del sabio transalpino.

exposicion da vinci
También hay espacio para algunas obras de arte.

Es delicioso contemplar en esta exhibición los artilugios e instrumental utilizados en la época, como astrolabios, compases, paletas y demás útiles reunidos para la ocasión. Con tesoros como el estuche instrumental astronómico personal del rey Prudente. Aunque son los tratados y demás obra impresa las que tienen la parte del león de la exhibición.

La muestra permite seguir los trazos de los valiosos tratados leonardianos, con tempranos inventarios donde se relacionan, entre los fondos de las colecciones reales. En un momento dado, se pierde la pista de los manuscritos, hasta que dos de ellos, los llamados Madrid I-II, después de estar extraviados 150 años aparecen en 1967 en la Biblioteca Nacional. El delicado estado y el valor de los códices han impedido que se exhiban en esta muestra, aunque pueden verse mejor que si estuvieran presentes, gracias a un riguroso vídeo de obligada visión. 

exposicion da vinci
Curiosos artefactos por doquier.

Sí queda la huella del florentino en otras partes de la exposición. Es el caso de La joven de Lille, busto cuya exquisita factura señala al menos el cincel de la escuela de Leonardo. O los dibujos Alegoría de la fertilidad y Combate entre un dragón y un león, de inexcusables trazos leonardianos.

# 3. ‘Guillermo Pérez Villalta. El arte como laberinto’ (Alcalá 31)

3. 'Guillermo Pérez Villalta. El arte como laberinto' (Alcalá 31) 

Guillermo en el laberinto

Su carácter optimista es una de las características más notables del artista Guillermo Pérez Villalta. Haciendo gala de ello y con un punto de travesura, el pintor gaditano ha abierto su última exposición 'El arte como laberinto', en la Sala Alcalá 31. La muestra es la más amplia dedicada al creador, abarca un centenar de obras de este pintor, grabador, escultor, orfebre y diseñador español. Comenzó a gestarse antes de que estallara la pandemia, hace más de un año y que después de múltiples dificultades, acaba de inaugurarse. 

exposicion guillermo perez villalta
Los cuadros de Villalta hablan por sí solos.

Miembro destacado de la llamada nueva figuración madrileña y conocido por su implicación en la Movida Madrileña, Pérez Villalta ha dispuesto el espacio expositivo de manera inusual, con los paneles que se abren en pasajes, obligan a giros y concluyen en espacios sin salida, en una suerte de laberinto carente del orden expositivo cronológico o temático. Una broma que obliga al visitante a enfrentarse a las obras expuestas de manera directa, según ha señalado el artista en la inauguración.

exposicion guillermo perez villalta
Cuadros que explican exposiciones en conjunto.

Resumen de más de medio siglo de trayectoria, en la sala cuelgan algunas de las obras claves del autor, como Autorretrato por la mañana y su serie de Laberintos, combinados con piezas de orfebrería, proyectos de enrejados, maquetas de edificios y otras creaciones. Naif, clásico y barroco, popular y culto, religioso y pagano, tan laberíntico como el espacio que ha creado. 

"Una de las labores del arte es traer a la realidad lo que solo existe en la mente, es lo que intento. Es lo que quiero representar: cómo funciona la mente humana, qué pasa de un lado a otro; no es nada lineal", afirma Pérez Villalta. Lo hace con un punto de irrealidad, juegos de perspectivas, precisa anatomía de la luz, imaginación, libertad y un punto de locura. O de cordura, según se mire.

exposicion guillermo perez villalta
Las series están ordenadas de manera que tengamos que enfrentarnos a las obras directamente.
# 4. 'Tomoko Yoneda' (Fundación Mapfre)

4. 'Tomoko Yoneda' (Fundación Mapfre)

En el lado salvaje de la memoria

La Fundación Mapfre abre en la Sala Recoletos la primera exposición individual que se realiza en Europa de la fotógrafa japonesa Tomoko Yoneda. En ella luce elegante la fotografía de unos delicados crisantemos. "Nos percatamos de lo minúsculo de nuestra existencia cuando nos encontramos ante un acontecimiento catastrófico impredecible", señala Yoneda en el catálogo de la exposición, refiriéndose al terremoto que en 2011 originó el accidente nuclear de Fukusima. La autora contrasta el presente y el pasado con diferentes imágenes como estas flores, "persiguiendo las sombras residuales que emanaban de ellas", asegura.

exposicion tomoko yoneda
La serie 'Entre lo visible y lo invisible' es una de las más impactantes de Yoneda.

Las ramas de los sakura o los cerezos de Yasunuki no están lejos. En la foto solo salen las ramas retorcidas y desnudas, que se elevan al cielo. Son la metáfora de este santuario tokiota erigido en 1869, que guarda el recuerdo de los casi dos millones y medio de soldados japoneses, coreanos y taiwaneses muertos en sucesivos conflictos bélicos desde entonces. 

exposicion tomoko yoneda
Se trata de la primera exposición de Yoneda en Europa.

El objetivo de Yoneda escarba en algunos episodios de la historia del siglo XX que han dejado profundas heridas en la memoria colectiva. Los escenarios de las dos guerras mundiales, los terremotos que han asolado el país nipón, cosas así, a los que se aproxima para retratarlos tal y como están ahora. Imágenes inocentes y en apariencia inocuas, lugares corrientes en un día cualquiera, pero que tras el tamiz de la cámara de esta autora destilan su inquietante significado.

exposicion tomoko yoneda
La obra de la fotógrafa que da la bienvenida al visitante.

Su serie Entre lo visible y lo invisible ahonda esta visión. Se trata de una sucesión de imágenes de gafas de destacados intelectuales del siglo XX, influenciados por el momento que les tocó vivir. A través de las lentes, párrafos de documentos en los que asoma el trasfondo histórico de cada uno. Lejos de estos primeros planos vemos piscinas públicas de Hungría en las que resuenan los ecos de la Guerra Fría, familias de veraneo en la playa donde sucedió el desembarco de Normandía, el anodino sendero de Saipán por el que daban sus últimos pasos los japoneses cuando el desembarco estadounidense en la Segunda Guerra Mundial. También escenarios y otros recuerdos de la Guerra Civil española, en una serie encargada para esta exposición, son parte de este recorrido por el lado salvaje de la memoria.

Localidad

Madrid