Tiendas y boutiques en Museos de Madrid

El arte del souvenir

Uno de los cojines de Jules Pansu basado en los cuadros 'Femme dans un fauteil', en la tienda del Museo Reina Sofía.
Uno de los cojines de Jules Pansu basado en los cuadros 'Femme dans un fauteil', en la tienda del Museo Reina Sofía.

Ya sea una centenaria pinacoteca, un museo dedicado a las más novedosas tecnologías o una pequeña institución centrada en la artesanía local, actualmente casi todos tienen una tienda. Un espacio de promoción y consumo cuya actividad se suma a la oferta divulgativa de estas instituciones. Paseamos por algunas tiendas de museos de Madrid para descubrir propuestas marcadas por el diseño, la ciencia o la historia.

No hay nada más satisfactorio que terminar una visita cultural a una institución de renombre que hacer una paradita en la tienda del establecimiento. Llevarse a casa el catálogo de la exposición de ese artista inmortal por la que has estado en la cola durante un par de horas y que se puede revisitar en casa las veces que se desee; admirar el cuadro favorito cada vez que se abre la nevera o regalar una camiseta difícil de encontrar en tiendas convencionales. Todo hay que decirlo. Salvo en las pequeñas boutiques multimarca o en los talleres artesanales, actualmente es muy difícil encontrar un recuerdo diferente y sorprendente por la globalización, causante de que se encuentran las mismas tiendas en todas las grandes ciudades.

La tienda del Museo del Prado seduce con todos sus objetos inspirados en colecciones clásicas.
La tienda del Museo del Prado seduce con todos sus objetos inspirados en colecciones clásicas.

Aunque se encuentran limitadas por el espacio, para las propias instituciones, tener una tienda supone dar otro tipo de servicio y sumar puntos positivos a su imagen, pero la tienda de un organismo de peso es una gran responsabilidad porque no solo depende de los metros disponibles, también de los fondos de la institución y del público que los visitan. "El edificio Sabatini del Reina Sofía tiene más de un millón y medio de visitantes, mientras que el Monasterio de las Descalzas tiene alrededor de 50.000. Eso afecta al tamaño de la tienda, claro –argumenta José María Moreno, responsable de ventas de Palacios & Museos–. La tienda no solo depende de su ubicación dentro del edificio, también de los iconos artísticos y del atractivo que conserve el museo. El Reina Sofía sin Picasso, Miró o Dalí no tendría las mismas visitas. El Arqueológico, por ejemplo, necesita las exposiciones temporales para mantener el nivel de visitantes".

Estas originales gafas las puedes encontrar en la boutique del Reina Sofía.
Estas originales gafas las puedes encontrar en la boutique del Reina Sofía.

Las tiendas, como contenedores en sí, están limitadas por el entorno arquitectónico donde se ubican y concebidas de forma neutra. "Lo normal es que el mobiliario y la decoración sea un soporte bonito y equilibrado para resaltar el producto personalizado, que es la auténtica atracción del espacio", recalca José María. Y es lógico, teniendo en cuenta que la mercancía que ofrecen se caracteriza por su diseño y exclusividad. "Contamos con historiadores y diseñadores que seleccionan las obras, piensan en el producto y dónde se va a reproducir. Tenemos proveedores que materializan una idea en un objeto que se puede vender. Además, contamos con compradores profesionales que conocen el mercado y buscan productos ya fabricados que entonan bien con cada espacio".

La tienda del Museo Arqueológico ofrece reproducciones y réplicas antiguas en todo tipo de objetos.
La tienda del Museo Arqueológico ofrece reproducciones y réplicas antiguas en todo tipo de objetos.

Y la oferta se está diversificando a conciencia, con objetos útiles para el día a día (desde botellas para el agua hasta fundas para el móvil), moda y accesorios (desde la básica camiseta hasta joyería de autor), gastronomía (vino, chocolate, mermeladas…), decoración (reproducciones de cuadros a diversos tamaños, cojines, vidrio…). Por supuesto, los lápices y postales siguen siendo perseguidas por el fan de los artículos de papelería. Al igual que ocurre con los catálogos, porque como apunta José María "hay mucha mitomanía con los artistas y sus obras".

 

 

Algo mucho más destacable cuando se celebra una exposición dedicada a un nombre mundialmente reconocido. "Crear producto para una exposición temporal es igual que para la colección permanente –apostilla José María–, salvo que la temporal tiene un timing muy justo, tanto en preparación como en duración de la venta, y eso hace medir mucho más las tiradas, los precios de venta o el tipo de objeto". Y hay que correr porque vuelan. Aunque son poco conocidas por los propios madrileños, estas boutiques resultan perfectas a la hora de comprar un regalo original y diferente. Pero ojo, para no tener que pasar por taquilla, lo mejor es acudir a esas horas (normalmente de 18 a 20 h.) en las que no se cobra entrada.

Estas bonitas figuras de aves son todo un detalle para regalar si vas a la tienda del Real Jardín Botánico.
Estas bonitas figuras de aves son todo un detalle para regalar si vas a la tienda del Real Jardín Botánico.
# Real Jardín Botánico

La naturaleza es resultona

El Real Jardín Botánico está ahora en plena ebullición. Flores que no se verían nunca en una floristería, árboles frondosos, frenéticos insectos de acá para allá (impresionante la colmena de abejas carpinteras), cantos de pájaros… en definitiva un edén lleno de vida con historia y en pleno centro de la metrópoli. Este Centro de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) fue fundado en 1755 y contiene, aproximadamente, 5.000 especies diferentes de todo el mundo.

El paraíso para los amantes de la botánica.
El paraíso para los amantes de la botánica.

No es de extrañar que su tienda, integrada con su café, sea un paraíso para todos los amantes de la botánica o, incluso, sirva para fomentar la pasión en aquellos que sienten un flechazo después de su recorrido por el jardín. "Contamos con algunas herramientas, semillas y bulbos de temporada para canalizar ese primer ímpetu jardinero. Pero sobre todo, tenemos una importante bibliografía de jardinería, horticultura y permacultura. Desde cómo empezar un pequeño jardín productivo en una terraza o en macetas hasta cómo convertir una propuesta ya existente en una actividad sostenible", asegura Rosa Ureta, directora de la tienda.

Un regalo original es este delantal en algodón orgánico con estampados de hojas.
Un regalo original es este delantal en algodón orgánico con estampados de hojas.

Y más, porque la boutique del Real Jardín Botánico, al ser un punto de mucha afluencia de público tanto nacional como internacional, es una ventana extraordinaria para mostrar lo que se fabrica en España a nivel de artesanía y diseño. Artículos sostenibles y de pequeña producción de entre los que destacan los delantales en algodón orgánico con estampados de hojas, la porcelana de Sargadelos o Ailanto, las semillas de Rocalba (desde zanahoria morada hasta drago canario), las fragancias de Bravanariz ("un proyecto muy cuidado que consiste en capturar la esencia de los rincones del Empordá y embotellarlos, resultando unas esencias muy personales y únicas", apunta Rosa), los botijos procedentes de Agost, la ciudad alicantina donde la alfarería es todo un arte, o las mermeladas de Vicente Todolí, elaboradas con múltiples cítricos y cuyos sabores van del limequat (a base del fruto de un árbol cruce entre la lima y el kumquat) a la naranja amarga.

Algunas piezas de porcelana de Sargadelos o Ailanto que se pueden adquirir en la tienda.
Algunas piezas de porcelana de Sargadelos o Ailanto que se pueden adquirir en la tienda.

Aunque el indiscutible hit y seña de identidad de la tienda son las maravillosas ilustraciones del fondo Mutis, "increíbles ilustraciones a medio camino entre el arte y la ciencia. Verdaderas joyas", puntualiza Rosa. El trabajo del polifacético sacerdote (además de botánico era médico, matemático y geógrafo), fallecido en 1808, hizo un estudio de la Historia Natural de la América hispana. Su trabajo ha sido recopilado en el catálogo José Celestino Mutis. Una expedición botánica que ahora se puede encontrar en la tienda con una nueva edición más cuidada visualmente. En cuanto a la selección editorial, la tienda del Real jardín Botánico cubre un amplio abanico desde las publicaciones muy técnicas, como el caso de Flora Ibérica editado por el CSIC, hasta de divulgación científica para niños o muchas novedades literarias relacionadas con la narrativa ecológica.

En la tienda del Botánico ofrecen semillas y bulbos de temporada y una importante bibliografía de jardinería, horticultura y permacultura.
En la tienda del Botánico ofrecen semillas y bulbos de temporada y una importante bibliografía de jardinería, horticultura y permacultura.

"Entre las opciones destacaría Verdolatría. La Naturaleza nos enseña a ser humanosJardinosofía. Una historia filosófica de los jardines, ambos de Santiago Beruete, que son bestsellers. También los Diarios de Thoreau, fundamentales y fundacionales de lo que se ha llamado narrativa ecológica. Y, entre los libros para los más pequeños hay verdaderas joyas. Uno de nuestros favoritos es Escuchar hablar a los árboles, de Peter Wohlleben, un primer acercamiento al mundo vegetal adaptado pero riguroso", recomienda Rosa. En definitiva, un producto de calidad y que gusta a todo el mundo y que, al igual que el propio jardín, muta según las estaciones. "Queremos participar de este espíritu. Nos parece interesante y refresca lo que hacemos", finaliza Rosa. De visita obligada, sin duda para todos aquellos espíritus curiosos y amantes de la Naturaleza.

REAL JARDÍN BOTÁNICO - Plaza de Murillo, 2. Madrid. 
 
 
# Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Recuerdos contemporáneos

Lo primero que llama la atención cuando se entra en la tienda del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía es la envolvente y cálida luz natural que recibe gracias a sus ventanales, algo que hace resaltar, aún más, el colorido de los productos que tiene a la venta. "Las tiendas que mejor funcionan son las relacionadas con el arte contemporáneo –apunta José María Moreno–. Permiten hacer productos modernos y llamativos además de bellos. Sin olvidar que los iconos que tienen en su cabeza los visitantes son en su mayoría del siglo XX".

Una tienda para ir sin prisas.
Una tienda para ir sin prisas.

No es de extrañar que los turistas australianos, chinos o alemanes que terminan su visita en la boutique vayan buscando algún objeto relacionado con Dalí, Miró o Picasso, de los que el Reina Sofía tiene muy buena representación. De este último, por ejemplo, "lo más vendido es el producto relacionado con el Guernica". Tazas (un formato que triunfa desde los orígenes de la tienda), fundas para tablet, monederos, llaveros, posavasos… "pero sobre todo, papelería" puntualizan en la tienda: láminas, cuadernos, postales, libros y el hit picassiano: el micropuzle, perfecto para llevar de regalo a algún allegado fanático del arte contemporáneo.

Algunas de las joyas y gafas inspiradas en obras de arte contemporáneas.
Algunas de las joyas y gafas inspiradas en obras de arte contemporáneas.

Pero ojo, en la tienda del Reina Sofía no solo hay caprichos de estos tres figurones del arte contemporáneo español, también hay objetos inspirados en las obras de otros genios y piezas creadas por artesanos y artistas con mucho talento, diversificadas en áreas tan diversas como la decoración o la moda. Despunta, por ejemplo, la joyería de autor, materia en la que ya hicieron sus pinitos Cadler o Dalí. En sus vitrinas pueden admirarse los collares y anillos de la colección Vacía la nevera en latón y porcelana; la línea en cristal inspirada en los rascacielos de Nueva York de la artista Rosa Méndez, el espectacular trabajo de las joyeras Marina y Susanna Sent en cristal de Murano o los llamativos collares de la colección Impertinentes de Flippan’Look.

Los objetos relacionados con Dalí, Miró o Picasso son los más vendidos.
Los objetos relacionados con Dalí, Miró o Picasso son los más vendidos.

Sobresalen también los objetos de decoración. Espectaculares los móviles de inspiración Cadler creados por Volta Mobiles, firma fundada por Otxo y Mario Conti; las bandejas en porcelana de Limoges inspiradas en las fotografías de flores de Robert Mapplethorpe, o las figuras de cerámica de la italiana y prestigiosa casa Bosa en colaboración con Jaime Hayon. Pero hay muchos más objetos capaces de contentar a ese exigente cliente que busca exclusividad, arte y diseño. Ahí están, por ejemplo, los cojines de Jules Pansu basados en los cuadros Femme dans un fauteil, de Picasso o Femme, oiseau, étiole, de Miró.

Algunas de las cajas con simientes dedicadas a los diversos estilos artísticos.
Algunas de las cajas con simientes dedicadas a los diversos estilos artísticos.

Y hay más, como las lámparas o floreros flotantes de Flyte, las bandejas inspiradas en la obra de Gordillo, la reinterpretación moderna de las máscaras africanas, o la jarra y los vasos de cristal con decoración de confeti de colores basada en las obras de la exposición Piedad y terror en Picasso. El camino a Guernica. Y es que las exposiciones temporales son una auténtica mina para el equipo de diseño gráfico de Palacios & Museos que no para de crear colecciones especiales con mucho atractivo. Ejemplo de ello es la que dedicaron al dadaísmo ruso con camisetas, calcetines, bolsas de tela, pañuelos o imanes; o la que desarrollaron para la exhibición París pese a todo, con abanicos, paños de cocina y hasta un yoyó.

No podrás resistirte a estas lámparas flotantes de Flyte.
No podrás resistirte a estas lámparas flotantes de Flyte.

Por supuesto, no faltan los gadgets, esos objetos curiosos que generan una sonrisa o un oh! de admiración cuya oferta es numerosa y perfecta para todos los bolsillos. Pinceles para dedo en diversas tallas para que se ajusten a manos adultas e infantiles, las figuras de 'el visitante', en diversos colores y que se han convertido en habitantes de la boutique, o las cajas con simientes dedicadas a los diversos estilos artísticos como el Cubista, con trébol, alcachofera y verdolaga, el Surrealista, con semillas de cresta de gallo, pepino y fiente de león o el Expresionista, a base de getosa, salvia y viola. Y eso no es todo. La tienda del Reina Sofía cuenta con un Rincón Feminista donde encontrar desde calcetines a bolsas pasando por una actual selección bibliográfica.

 

 

Los niños cuentan con su sección para empezar a descubrir el Arte Contemporáneo y donde no faltan baberos, camisetas, juguetes o libros. Como ocurre con otros templos dedicados al Arte Moderno como la Tate o el Guggenheim, el Reina Sofía está trabajando en su propia marca, lanzando productos atractivos como camisetas, paraguas y hasta accesorios en piel.

Entre las estanterías de la tienda, encontramos objetos que hacen un guiño al feminismo.
Entre las estanterías de la tienda, encontramos objetos que hacen un guiño al feminismo.

Acceder a la tienda del Reina puede hacerse sin pasar por taquilla, ya que se encuentra situada justo en la entrada por lo que se puede ir todos los días (menos los martes, que el día de descanso del Museo) para comprar ese regalo con el que queremos impresionar o, por qué no, un capricho para nosotros mismos. Además, dispone de una versión online con una excelente selección de productos.

MUSEO NACIONAL CENTRO DE ARTE REINA SOFÍA - Santa Isabel, 52. Madrid.
 
 
# Museo Nacional del Prado

Lo clásico siempre triunfa

Casi tres millones de personas visitaron el Museo del Prado el año pasado, ¡ahí es nada! Muchos de ellos seguro que empezaron su visita adquiriendo uno de los hits de la boutique de la histórica pinacoteca (que está celebrando su bicentenario, por cierto) diseñada por Rafael Moneo, tan aficionado a las líneas curvas. "En el Museo del Prado la tienda está concebida como un complemento de la visita. Nuestro objetivo es que sea un vehículo de imagen y además, una fuente adicional de ingresos. Es fundamental que el visitante sea consciente de que comprar un objeto en la tienda, además de un recuerdo de la visita o una forma de poder compartir ese cuadro o detalle con otras personas, es una forma de contribuir al Prado pues todo el beneficio de esa compra revierte en la Institución", asegura Cristina Alovisetti, directora gerente del Museo del Prado. 

La guía del museo está editada en múltiples idiomas.
La guía del museo está editada en múltiples idiomas.

 

 

Los artículos que reposan en sus estanterías y vitrinas son apetecibles para visitantes de culturas diversas y diferentes presupuestos, pero todos ellos, con mucho estilo y una calidad indiscutible. "Es fundamental que la línea oficial de productos esté cuidada. Nosotros como Museo del Prado no podemos hacer cualquier cosa y debemos centrarnos en el terreno del objeto cultural". Por objeto cultural se entiende cualquier producto basado (no tiene por qué ser la reproducción per se) en una obra o un artista expuesto en la pinacoteca. Por ejemplo, "una joya inspirada en algún detalle de un cuadro, una línea infantil concebida como una entrada al arte a través de los animales que aparecen en El Jardín de las delicias de El Bosco, selecciones musicales en CD a partir de una época determinada como una banda sonora de la exposición, documentales en DVD sobre un artista o sobre la historia del Museo en los que hemos participado en la producción… Concebimos nuestra actividad como una herramienta de marketing del propio Museo". 

La camiseta de 'El Caballero de la mano en el pecho' y el pañuelo de 'El Jardín de las delicias'.
La camiseta de 'El Caballero de la mano en el pecho' y el pañuelo de 'El Jardín de las delicias'.

Para satisfacer los criterios de excelencia de los más rigurosos, el equipo del Museo del Prado no duda en acudir a los mejores proveedores y artesanos para crear artículos atractivos y novedosos como la firma de seda de Tailandia, Jim Thomson que ha creado un pañuelo sobre El Jardín de las delicias de El Bosco, la española Teixidors que ha tejido en sus telares manuales un pañuelo de lino que toma como referencia el ropaje de un personaje de El Descendimiento de Rogier van der Weyden o la Real Fábrica de Cristales de La Granja, que ha creado en exclusiva para el Prado frascas, botellas o jarrones basados en valiosas piezas del Museo.

Todos los artículos que reposan en las vitrinas son de lo más apetecibles.
Todos los artículos que reposan en las vitrinas son de lo más apetecibles.

"Hay que intentar seducir y ofrecer objetos diferenciales, sobre todo en las colecciones de arte clásico como la nuestra. A la hora de concebir una gama de productos es muy importante ser coherente y cuidar la imagen de la institución que es la marca de ese producto. Me parece un error de base confundir la obligación que tenemos de ir renovando y actualizando la oferta con buscar un titular en prensa por una ocurrencia y, de la misma forma, intentar competir con otras tiendas que están a pie de calle con exigencias de rotación de temporada y conceptos de moda, pero hay campo suficiente para trabajar y desarrollar". 

 

 

Y ese campo que señala Cristina ha dado éxitos de ventas como la camiseta de El Caballero de la mano en el pecho de El Greco, un modelo que reproducen desde que abrió la tienda, el Playmobil de Durero pintando su autorretrato o el Libro del Prado, el primer coffee table book publicado por el Museo en edición de lujo, cuyo peso (unos cuatro kilos y medio) no amedrenta a los turistas. "El comprador de libros es un cliente más específico, porque viene buscando un título concreto o quiere completar la visita a una exposición con un título de contexto, de narrativa o ensayo, o algún que otro catálogo" puntualiza Cristina.

Chapas, libros, tacos de madera y hasta un Playmobil de Durero pintando su autorretrato se venden en esta tienda.
Chapas, libros, tacos de madera y hasta un Playmobil de Durero pintando su autorretrato se venden en esta tienda.

También acude a la tienda el visitante que busca la reproducción de su lienzo favorito, que allí se encuentra en múltiples formatos, desde el impreso en taco de madera hasta el de piezas de papel plastificado cuyo fácil montaje se realiza mediante unas ‘X’ especiales (el de Las Meninas de Velázquez alcanza unas dimensiones semejantes al real) o, incluso, está la opción de reproducirlo (en papel o lienzo) gracias a la impresión digital en alta resolución. En este servicio, el cliente elige tanto el cuadro a reproducir como el material de impresión en un ordenador y en unos 20 minutos (dependiendo del tamaño de la obra seleccionada), lo tiene listo para llevar. Además, si después de dar una vuelta por el museo descubre una obra que le ha llamado la atención y no está dentro del sistema informático, solo hay que pedirlo.

Una de las piezas de papel plastificado con fácil montaje que representa 'Las Meninas' de Velázquez.
Una de las piezas de papel plastificado con fácil montaje que representa 'Las Meninas' de Velázquez.

La pinacoteca con más historia y prestigio de la capital está preparada para los siglos venideros, ejemplo de ello es que ya cuenta con referente online. "La venta en Internet es necesaria para atender al público interesado en las publicaciones del museo, para los que buscan reproducciones de calidad y para aquellos que han visto algo en la tienda y no se pueden desplazar fácilmente –finaliza Cristina–. Aunque en el caso de los museos la venta responde más a impulsos, el mercado de la compra online está en continuo crecimiento".

MUSEO NACIONAL DEL PRADO - Paseo del Prado, s/n. Madrid.
 
# Museo Arqueológico Nacional

Arqueólogos de salón

En el siglo XIX existía una tendencia europea de crear grandes museos para preservar y mostrar los testimonios pretéritos de cada país. La Reina Isabel II promocionó en 1867 la creación de un Museo Arqueológico Nacional, que fue inaugurado en 1867. El espacio, que se encuentra situado detrás de la Biblioteca Nacional, fue reinaugurado en 2014 tras una modernización, musealización y rehabilitación comandada por el arquitecto Juan Pablo Rodríguez Frade. De las principales reformas llevadas a cabo por el equipo de Frade destacan el cambio de nombre (desde entonces se le conoce como MAN) y la entrada que antaño había estado tras la escalinata principal. El nuevo acceso, situado en un lateral, dota al museo de un amplio espacio de acogida al visitante, más diáfano, luminoso y tranquilo, y que acoge la espectacular tienda del MAN situada fuera de los tornos de entrada por lo que se puede ir a comprar a ella sin pasar por taquilla siempre que la institución esté abierta al público.

La tienda del MAN tiene una interesante librería.
La tienda del MAN tiene una interesante librería.

La alargada boutique cuenta a su derecha con un rincón de lectura donde los turistas pueden sentarse a ojear alguno de los múltiples ejemplares bibliográficos existentes. "La selección de librería es indispensable para los aficionados a la arqueología, para los investigadores y estudiantes", asegura José María Moreno. Desde el catálogo del Museo hasta títulos de rigurosidad científica (de antropología, de prehistoria, de épocas visigodas, griegas, fenicias, egipcias o romanas…) pasando por novela histórica, libros de mesa con espectaculares fotografías e, incluso curiosos, como los dedicados a la gastronomía antigua como Comer es una historia, de Óscar Caballero, un exhaustivo viaje a través de la historia de la gastronomía; y Homo Gastronomicus. La cocina de nuestros antepasados de Atapuerca, redactado por expertos en cocina y arqueología, con recetas elaboradas con alimentos en estado salvaje, similares a los que existían en la prehistoria.

Algunos de los objetos inspirados en la piedra Roseta, la Dama de Elche y los jeroglíficos egipcios.
Algunos de los objetos inspirados en la piedra Roseta, la Dama de Elche y los jeroglíficos egipcios.

Otro de los puntos fuertes del MAN son las reproducciones. "A los museos va gente muy diversa y nos esforzamos por adaptar nuestra oferta a cada tipo de visitante. Y todo ello, sin perder ni la calidad ni la fidelidad en la reproducción de las obras expuestas", asegura José María. Impresionante el pañuelo de seda que recrea una de las piezas más hermosas del MAN: el mosaico de la Villa Romana de Soto del Ramalete, en Tudela (Navarra), a base de figuras vegetales y peces; la loza de motivos clásicos con un toque moderno realizada por el taller artesano Terracota, de Mérida, y mucha atención a las joyas, porque son inspiraciones muy logradas de piezas encontradas en los yacimientos más emblemáticos de la Península como los pendientes y el colgante con forma de caballo inspirados en motivos celtíberos.

El impresionante pañuelo de seda que recrea el mosaico de la Villa Romana de Soto del Ramalete y el broche basado en la Fíbula con forma de águila de Alovera.
El impresionante pañuelo de seda que recrea el mosaico de la Villa Romana de Soto del Ramalete y el broche basado en la Fíbula con forma de águila de Alovera.

También destacan el espectacular broche basado en la Fíbula con forma de águila de Alovera, de la Hispania Visigoda del siglo VI d. C.; las favorecedoras alhajas fundadas en el Tesoro de Carambolo, de origen tartesio entre los siglos VI y V a. C. Y también en el tesoro de Guarrazar, a la que pertenece la famosa Corona de Recesvinto expuesta en el museo madrileño y que es un magnífico ejemplo de la orfebrería visigoda. Hasta los motivos de las cerámicas griegas –como las hojas de olivo– han servido para crear una estupenda serie de colgantes y pendientes.

La sección infantil de la tienda es irresistible para todo niño.
La sección infantil de la tienda es irresistible para todo niño.

"Los artículos relacionados con Egipto, la Dama de Elche o las réplicas romanas son los más vendidos", asegura José María. Y de ellos hay un sinfín de posibilidades. Desde corbatas con jeroglíficos egipcios hasta calcetines de la Dama de Elche pasando por las figuras en bronce fabricadas con la técnica de la cera perdida, como se hacía antiguamente.

Los motivos de las cerámicas griegas, como las hojas de olivo, han servido para crear una estupenda serie de colgantes y pendientes.
Los motivos de las cerámicas griegas, como las hojas de olivo, han servido para crear una estupenda serie de colgantes y pendientes.

La sección infantil es de nota, sobre todo porque tienen un rincón especial donde los niños pueden dibujar aquellos elementos expuestos en las salas del Museo que más les han llamado la atención (sobr todo las momias) y múltiples peluches (incluido un mamut) con los que imaginar fabulosas historias. "Efectivamente, este es uno de los Museos más visitados por los escolares –concluye José María–. Para ellos tenemos un producto atractivo y económico que se pueden llevar como recuerdo".

La forma en que se alimentaban nuestros antepasados se muestra en libros como éste.
La forma en que se alimentaban nuestros antepasados se muestra en libros como éste.

"Además, a este museo acuden muchas familias los fines de semana y los padres suelen comprar cuentos o juguetes educativos". Claro que, para córner original, el dedicado a la Arquitectura con lápices de carpintero o un metro que en una cara muestra la medida de longitud y en la otra, la línea del tiempo. Y este párrafo final va especialmente dedicado para los coleccionistas de camisetas: el MAN cuenta con unos modelos estampados con figuras rupestres únicas en su especie.

MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL (MAN) - Serrano, 13. Madrid. 
 
 

Más en Madrid