Una 'Playlist' para cada tipo de amor

Canciones para otro San Valentín

Da ya think I´m sexy? Foto: Guía Repsol.
Da ya think I´m sexy? Foto: Guía Repsol.

Las canciones cantan a la vida y la muerte, a lo experimentado y a lo soñado, a lo deseado y a lo poseído. Las canciones cantan al amor que todo lo empapa. Al fin y al cabo, hay mil tipos de amores para millones de personas. Y cada una tiene su propia banda sonora romántica.

¿En serio? ¿Una lista de canciones de amor para celebrar San Valentín? Pero, ¿es eso posible? Más que nada porque, de una u otra manera, sometido a una u otra interpretación, de mil y una formas, el amor está presente en al menos el 90 % de las canciones que uno puede encontrar desde que la música popular es eso, música popular. Y desde mucho antes. No es este dato fruto de un pormenorizado análisis, aclarémoslo. Pero sí de horas y horas con miles de canciones a cuestas.

Así que con una sonrisa, siempre necesaria, besemos y juguemos… al amor. O a los diferentes amores.

El amor y la pasión asilvestrada

1.- Orquesta Mondragón – Caperucita Feroz

Una llamada telefónica para comenzar el desgarro del amor más animal, aquel que nos lleva a la pasión desaforada y que cantara la Orquesta Mondragón cuando Gurruchaga era aún todo provocación. Ah, y una letra salida de la pluma del poeta y ex Secretario de Estado de Cultura Luis Alberto de Cuenca. "Hola mi amor..."

2.- Raimundo Amador – Ay qué gustito pa’ mis orejas

Y ya que nos hemos metido en las procelosas aguas de la provocación, por muy sutil y erótica que pueda ser ésta, cómo olvidar el canto al sexo oral que con toda la doble intención entonara el maestro del rock flamenco Raimundo Amador acompañado del porteño Andrés Calamaro. Eso sí, la inmersión nació de la calenturienta imaginación de Pablo Carbonell.

3.- The Troggs – Wild thing

Habían nacido como los Trogloditas, pero no desde Barcelona sino muchos años antes desde Inglaterra. Y la rasposa y salvaje voz de Greg Presley se paseó por el garage-rock de mediados de los años 60 triunfando con este imparable canto selvático que unos meses antes habían grabado los americanos The Wild Ones. Pero los Troggs la hicieron suya.

4.- The Doors – Light my fire

Da igual si la llama hace llegar muy alto a la pareja protagonista por medio de explosiones sexuales o viajes psicotrópicos. El Rey Lagarto, Jim Morrison, fue uno de los cantantes más capacitados para transmitir pura lascivia en directo, y aunque aquí incluyamos la versión recortada para el single, Light my fire siempre será eterna.

5.- Richard Ashcroft – A song for the lovers

Porque sea cual sea el amor en el que uno se acurruca y enreda, esta lista, este San Valentín, estas canciones, no son otra cosa más que canciones para amantes. Como bien pide el ex líder de The Verve Richard Ashcroft, allá por los comienzos del siglo actual, al DJ de turno. Una melodía mientras espera a que llegue el amor y se haga carnal.

El amor y la autosuficiencia

6.- Ian Dury – Wake up and make love with me

1977 hizo de 'New boots and Panties' un disco histórico, y de su creador, Ian Dury, una figura aún añorada hoy en día, 16 años después de su muerte. Y él supo contar y cantar como nadie la belleza del amante mientras duerme y el deseo de que despierte para jugar a otros juegos. Sin dudas, pleno de confianza... "Despierta y..."

7.- Rod Stewart – Da ya think I’m sexy

Antes de que un rubio de bote haya puesto de nuevo el narcisismo en primera línea desde un tal Despacho Oval, ya otro en 1978 superaba los nervios de una primera vez inquiriendo sobre su atractivo sexual a ritmo de música disco. Rod Stewart mantenía aún algo de la chulería que había desarrollado con los Faces, aunque tuviera que pactar con el brasileño Jorge Ben tras una acusación por plagio. Pero él era sexy, muy sexy.

8.- Stevie Wonder – Part-time lover

El bueno de Stevie Wonder demostraba en 1985 el cuajo necesario para mantener una relación extramatrimonial que convertía a los protagonistas de la canción en amantes a tiempo parcial. Sólo para descubrir al final que sus respectivas parejas también se la estaban pegando a ellos. Todo un pelotazo que fue directo al número uno en medio mundo.

9.- Queen – Crazy little thing called love

Y es que como cantara Mercury en el 79, no sabemos manejarlo, nunca nos pilla preparados, nos obliga a ponernos la máscara y a parecer relajados para mantener una distancia displicente, pero el amor no deja de ser una pequeña locura de la que no podemos escapar. Y si de paso lograban Queen homenajear rítmicamente a Elvis Presley, el número uno estaba cantado.

10.- The Smiths – There is a light that never goes out

El amor y la autosuficiencia romántica que cantó Morrissey y creó junto a Johnny Marr les llevó a convertir la posibilidad de morir en la carretera junto a tu pareja en todo un privilegio y una muerte soñada. Normal que la canción fuera una de las cimas de los Smiths, incluida en aquel histórico 'The Queen is dead' de 1986.

Canciones para enamorados.
Canciones para enamorados.

El amor y la toxicidad

11.- Buzzcocks – Ever fallen in love (with someone you shouldn’t’ve)

Llegamos al lugar que ha sido común para cientos de amantes a lo largo de la historia. Aquel que nos hace amar a la persona que no deberíamos. El disco que incluía esta joya se llamaba 'Love Bites' (lo que vienen a ser chupetones), y Pete Shelley y sus Buzzcocks reafirmaban en 1978 su capacidad de crear energéticas melodías.

12.- Soft Cell – Tainted Love

Ya lo cantó Gloria Jones en 1964, pero fueron la voz de Marc Almond y los sintetizadores de David Ball los que hicieron de este Amor Podrido una canción inolvidable allá por el 81. Toda una montaña rusa de sensaciones que nos obligan a acercarnos a la fuente del placer y a alejarnos de la fuente del dolor, ambos la misma persona.

13.- Aretha Franklin – I never loved a man (the way a love you)

Si hay una voz capaz de cantar a todas y cada una de las facetas del amor y poner los pelos de punta con cada una de ellas, esa es la de Aretha Franklin. Simplemente, una leyenda, que deja claro desde el principio que él es un rompecorazones, un mentiroso y un tramposo, pero que nunca ha amado a nadie de esa manera.

14.- Another Sunny Day – I’m in love with a girl who doesn’t know I exist

Tal vez el doble sentido, la metáfora o los juegos de palabras no fueran con ellos. O tal vez querían dejarlo bien clarito desde el principio. Los amores del pagafantas que ni siquiera llega a serlo fueron cantados por los londinenses en 1988 como parte de un sello, Sarah Records, que desde Bristol iluminaba un indie pop al que le iba esta canción como anillo al dedo.

15.- Readiohead – House of Cards

Ella lo niega, su matrimonio aún parece tener una posibilidad. Pero el otro no quiere ser su amigo, quiere ser su amante. Radiohead construyeron en 2007 todo un entramado de castillos de naipes cayendo y volviendo a ser levantados. O cuando en el amor, o en las relaciones, entran números superiores a dos.

El amor y los enamorados

16.- The Police – Every breath you take

Pero no olvidemos que San Valentín es la fiesta de los enamorados, y la mayoría somos capaces de babear por ello. Así que despidamos la lista con declaraciones de puro amor. Aparentemente. Porque Sting, en pleno divorcio cuando escribió esto, ¿no hablaba del control y del dominio del otro?

17.- The Lemonheads – Into your arms

Sea lo que fuera lo que andaba insinuando Sting en 1983, diez años más tarde, otro hacedor de melodías de impacto, aunque fuera por un breve tiempo, Evan Dando, llevaba a sus Lemonheads al número uno con esta puesta en claro del lugar cálido y seguro al que uno puede ir cuando se siente solo: tus brazos.

18.- Death Cab For Cutie – I will follow you into the dark

Si aceptamos que el disco 'Plans' que publicaran los americanos Death Cab For Cutie en 2005 gira esencialmente sobre el tema de la muerte, entenderemos que este I will follow you into the dark es toda una canción de amor. Ese amor que nos hace prometer que seguiremos a nuestra pareja hasta la propia oscuridad el día que muera, a través de túneles, puertas y luces blancas. Amores eternos.

19.- The Supremes – You can’t hurry love

Necesitamos amor, lo sabemos y nos lo cantan como nadie las Supremes, ese milagro comandado por Diana Ross, Mary Wilson y Florence Ballard y sustentado en la factoría Motown. Pero con esta joya compuesta por el histórico trío Holland-Dozier-Holland, nos recomiendan que no corramos, que ya llegará cuando tenga que ser. Al menos, para animar a quien pase un san Valentín en soledad.

20.- Maná – Vivir sin aire

Y bueno, vale, esta es la parte del amor con babas, que hemos dicho. Así que por qué no, vamos a atrevernos. Sting buscaba controlar el aire, y Maná reconocen que tú eres el aire de cada uno. Pero no digas que aparece en este playlist, a ver si luego nos van a llamar moñas...

Contenido relacionado