'Glampings' en España para aislarte en la naturaleza

6 'glampings' donde querrás quedarte a vivir

¿Y tú? ¿Aún no conoces la experiencia de dormir en un glamping?
¿Y tú? ¿Aún no conoces la experiencia de dormir en un glamping?

Dormir en una tienda india en pleno parque natural gaditano, hacer yoga en un surf camp con vistas al Mediterráneo, ver las estrellas de Toledo en un hotel burbuja o pasar la noche en una caravana de aires setenteros en la costa catalana. Estas son algunas de las experiencias que puedes vivir en estos seis glampings que te proponemos. Avisamos: una vez estés allí, no querrás marcharte nunca.

Tras el confinamiento, los campings y 'glampings' están viviendo un auténtico boom. Cada vez son más las personas que deciden cambiar sus vacaciones habituales en un hotel o resort por estos alojamientos situados en plena naturaleza que ya cuentan con todas las comodidades. La búsqueda de destinos que huyen de las aglomeraciones y la necesidad –más que nunca– de conectar con nuestro entorno natural este último año han animado a los más indecisos. Para vivir esa experiencia plena, aquí te proponemos seis glampings que prometen unas vacaciones difíciles de olvidar.

Glamping Dreamsea
El aumento de la conciencia ambiental ha aupado estos alojaminetos. Foto: Eva Máñez.
# 1. 'Dreamsea Mediterranean Camp' (Benitatxell, Alicante)

1. 'Dreamsea Mediterranean Camp' (Benitatxell, Alicante)

La costa alicantina es uno de los destinos más tradicionales para el turismo de sol y playa. La buena temperatura del clima y el mar hacen que cada año se desplacen miles de turistas de todos los puntos de la península. Sin embargo, el glamping 'Dreamsea Mediterranean Camp' es una de las alternativas favoritas a la masificación de la primera línea de playa.

perchas tienda glamping dreamsea
El 'glamping' 'Dreamsea' es una alternativa más tranquila en Alicante al turismo de primera línea de playa. Foto: Eva Máñez.

Situado en el municipio de Benitatxell, este complejo cuenta con el espíritu de un surf camp con todos los lujos de un hotel exclusivo, ya que solo cuenta con 21 amplias tiendas holandesas y capacidad para unos 50 clientes. La proximidad con playas como la Cala Moraig o Cala Blanca hace florecer el ánimo para practicar deportes acuáticos como el snorkel o el kayak, aunque desde 'Dreamsea' también se organizan rutas de senderismo para conocer el entorno natural que lo rodea.

En caso de buscar experiencias más relajantes, el glamping cuenta con varios espacios en los que practicar yoga o, simplemente, disfrutar de la tranquilidad que otorga este enclave. Además, hay que resaltar la amplia oferta de platos y tapas de la que dispone el bar, entre las que destacan elaboraciones como el ceviche o los poke bowl, en las que los pescados del Mediterráneo y los productos de la zona son los protagonistas.

Atardeceres de ensueño sin salir del complejo.
La proximidad de 'Dreamsea' a la costa fomenta la práctica de deportes acuáticos. Foto: Eva Máñez.
# 2. 'La Dehesa Experiences' (Adamuz, Córdoba)

2. 'La Dehesa Experiences' (Adamuz, Córdoba)

Rodeada por encinas centenarias, 'La Dehesa Experiences' es uno de los mejores ejemplos de cómo proyectar un glamping de interior. Disimuladas entre los campos de Sierra Morena, en el municipio de Adamuz, sus seis cabañas de 115 m2 elevadas sobre rollizos de castaños son los nidos desde los que contemplar la dehesa de Córdoba.

Cabaña La Dehesa Experiences
El 'glamping' 'La Dehesa Experience' cuenta con todas las comodidades de un hotel. Foto: Antonio Manuel Obrero.

La tranquilidad y la privacidad son los mandamientos que rigen 'La Dehesa Experience', donde degustar productos de la tierra como el jamón ibérico y el aceite de oliva DOP Montoro Adamuz es una constante. Cada una de las cabañas está dispuesta de tal forma que no sea posible ver ni oír a ninguno de los vecinos, por lo que la intimidad es total.

Uno de los puntos a destacar son los safaris fotográficos que se organizan, en los que es posible avistar especies como linces y águilas perdiceras. Además, el cielo es otro de los elementos clave de este lugar, ya que tanto los atardeceres rojizos como las noches plagadas de estrellas –esta zona está catalogada como Reserva Starlight– hacen que sus huéspedes queden deslumbrados.

Vistas La Dehesa Experiences
Durante los safaris fotográficos es habitual divisar especies de la zona como linces o águilas. Foto: Antonio Manuel Obrero.
# 3. 'Wakana Lake Camp' (Benalup, Cádiz)

3. 'Wakana Lake Camp' (Benalup, Cádiz)

En pleno Parque Natural de Los Alcornocales, en La Janda gaditana, se ubica 'Wakana Lake Camp', un complejo en el que se respira la armonía natural con el medio propia de los nativos norteamericanos. Con capacidad para 217 huéspedes, las yurtas y tipis se mezclan con las diferentes áreas comunes dedicadas a la música en directo, el cine de verano o la gastronomía local, en la que destaca el atún rojo.

Camping Wakana Lake Camp
Su capacidad de hasta 217 huéspedes convierten a 'Wakana' en un destino ideal para grupos. Foto: Juan Carlos Toro.

Sus casi veinte hectáreas de terreno se extienden por las orillas del embalse del Celemín, por lo que muchas de las actividades asociadas a este glamping consisten en la práctica de deportes acuáticos como el kayak o el paddle surf, aunque también disponen de tirolinas o un espacio dedicado al arc attack, una suerte de paintball con arco.

Por otro lado, para aquellos que prefieran entretenimientos con menos sobresaltos, en las inmediaciones se encuentra una cueva neolítica, en la que aún se conservan pinturas rupestres de aves, y una serie de dólmenes y tumbas fenicias que merecen la pena visitar. Da igual cuáles sean los planes que acerquen al cliente a este rincón de Cádiz, 'Wakana' es el lugar idóneo para llevarlos a cabo y desconectar de la rutina.

Camping Wakana Lake Camp
Los alojamientos de 'Wakana' se dividen entre tipis y 'yurtas'. Foto: Juan Carlos Toro.
# 4. 'Hotel Miluna' (Hormigos, Toledo)

4. 'Hotel Miluna' (Hormigos, Toledo)

A apenas una hora de Madrid, en el pueblo toledano de Hormigos, se puede dormir en la Luna. El 'Hotel Miluna' lo conforman cuatro lunas de Júpiter, dos de Saturno y dos de Neptuno; o lo que es lo mismo, ocho burbujas de plástico de 30 m2 en las que entran todas las comodidades que se puedan imaginar.

'Miluna Open Rooms'
Las burbujas del 'Hotel Miluna' disponen de 30 metros cuadrados de espacio. Foto: Sofía Moro.

La sensación de hallarse en el espacio exterior llega cuando, al caer la noche, un manto de estrellas saluda a los clientes de este glamping. La poca contaminación lumínica de la zona y los telescopios instalados en las habitaciones permiten observar las constelaciones como si se estuviese en la superficie del astro.

Además de un entorno y un cielo únicos, el hotel ofrece, como suplemento, la posibilidad de disfrutar de un masaje y un baño en el Flotarium: una piscina diseñada para que las aguas cuenten con las características del mar Muerto. En cuanto a la oferta gastronómica, el 'Hotel Miluna' hace honor al entorno y las elaboraciones típicas toledanas copan la carta, destacando los platos de carne como la carrillera de ternera con parmentiere trufado.

Hotel Miluna, Hormigos
Por las noches se puede contemplar un manto de estrellas sin siquiera salir de la cama. Foto: Javier Martínez Morán.
# 5. 'Camping Miramar' (Montroig, Tarragona)

5. 'Camping Miramar' (Montroig, Tarragona)

Como si de una postal sesentera se tratara, el 'Camping Miramar' evoca los mejores momentos de este periodo a través de sus tonos pastel y sus caravanas vintage. Ubicado a pocos kilómetros de Tarragona, en Montroig, las instalaciones cuentan con bungalows perfectamente acondicionados, un colmado en el adquirir productos frescos de la zona y un restaurante de reciente apertura en el que comer un buen arroz del Delta, una ensalada de ventresca o una lubina al horno.

camping miramar montroig tarragona
Uno de los grandes valores del 'Camping Miramar' son las caravanas 'vintage'.

Uno de los grandes atractivos de 'Miramar' es su cercanía al mar, ya que apenas unos metros separan las parcelas del glamping de las olas del Mediterráneo. A pesar de estar situado junto a playas públicas, la gran extensión de arena hace que los bañistas puedan desperdigarse por el terreno manteniendo las distancias y la tranquilidad.

grupo caravanas
Las instalaciones del 'Camping Miramar' se encuentran a escasos metros de la playa. Foto: Xavier Torres-Bachetta.
# 6. ‘Dehesa de las Yeguas’ (Puerto Real, Cádiz)

6. 'Dehesa de las Yeguas' (Puerto Real, Cádiz)

En las inmediaciones del Parque Natural Bahía de Cádiz se encuentra un pequeño pedacito de Memorias de África. A pesar de que miles de kilómetros separen el glamping 'Dehesa de las Yeguas' de los campos de Kenia, lo cierto es que las tiendas estilo safari de este complejo hacen rememorar la película de Meryl Streep y Robert Redford.

Las tiendas safari tienen unos 35 metros cuadrados y proceden de Pakistán y Países Bajos.
Las tiendas estilo safari rememoran a la película 'Memorias de África'. Foto: Juan Carlos Toro.

Estas tiendas cuentan con todos los lujos y detalles con los que se pudiera soñar en la época colonial ya que Amparo Barón, dueña de la finca, decora personalmente cada una de ellas. Todos los apartamentos disponen de un salón con cocina, dos habitaciones, un baño y un porche, además de comodidades para el huésped como aire acondicionado o calefacción y wifi.

El entorno que rodea la 'Dehesa de las Yeguas' está especialmente indicado para realizar rutas de senderismo o en bicicleta, aunque una de las actividades con mayor tirón son los talleres de micología que se organizan. Además, debido a la situación geográfica, miles de aves cruzan estos cielos durante la época de migración, con lo que es posible descubrir decenas de especies durante la estancia. En cuanto a la oferta gastronómica, Amparo es fanática de los arroces y suele preparar paellas a modo de recepción; otro de los platos estrella es el gazpacho que se elabora con las hortalizas del huerto propio de la finca.

Desde la terraza se pueden contemplar las estrellas cuando cae la noche.
La decoración de las tiendas del 'glamping' 'Dehesa de las Yeguas' está personalizada. Foto: Juan Carlos Toro.