{{title}}
{{buttonText}}

Semana Santa en Medina de Rioseco

Medina de Rioseco, Valladolid

Compartir

Los tapetanes calientan motores. Son los encargados de hacer resonar los tambores al paso de las representaciones religiosas y no les tiembla el pulso, a pesar de su juventud. Mantienen viva una de las tradiciones centenarias de la Semana Santa de Medina de Rioseco. Son fechas en las que los aires sacros lo impregnan todo: desde las tallas religiosas de incalculable valor hasta la sobriedad de las recias profesiones de fe castellanas, en las que nada se deja al azar y todo son manos tendidas: la recreación de la entrada de Jesús en Jerusalén en la Procesión de las Palmas, que parte de la Iglesia de Santiago Apóstol, comparte el punto de partida con la Procesión de la Clemencia. La emoción también se reparte por las calles cuando los riosecanos despiden a la imagen del Santo Cristo del Amparo en las puertas de la iglesia de Santa María de Mediavilla, entonando la Salve, durante el Via Crucis, y lo vuelven a cantar, con un nudo en la garganta, en las procesiones del Encuentro, del Mandato y del Dolor. Y, esa misma generosidad consigue que, el Domingo de Resurrección, la iglesia de Santa María de Mediavilla abra sus puertas para que el paso de “Cristo Resucitado” pueda salir al encuentro de su madre, representada por una talla de Gregorio Fernández, del s. XVII. Y el negro paño que cubre los tambores de los tapetanes vuelve a cumplir su función, anunciando que la Semana Santa llega a su fin y cortando el aliento a quienes han presenciado el inolvidable espectáculo.

Contacto

Localización

Oficina Municipal de Turismo de Medina de Rioseco, Paseo San Francisco, s/n, 47800 Medina de Rioseco, Valladolid