Alcántara

Alcántara

Información turística: 927390863

Web información turística

Visitar Alcántara supone alcanzar la Raya, esa línea imaginaria en la que Extremadura y Portugal se arriman, se encuentran, se funden, se recogen el uno sobre la otra y desdibujan los límites. Una línea que le da al municipio fuerzas, bríos, carácter y señas de identidad. Al Norte de Cáceres, dos ríos miman a Alcántara con caricias de agua. El Alagón desemboca en las aguas del padre Tajo, y éste se adentra ufano y fresco por territorio lusitano. Y sus aguas hay que cruzar para adentrarse en el núcleo urbano, utilizando el que sin duda es su símbolo, el puente romano. Este forma parte de un conjunto completado por el Arco del Triunfo construido en su parte central y el templete que nos recibe en la orilla izquierda; piedra y agua que componen una de las más hermosas estampas que identifican a esta localidad y por ende, a Extremadura.

Por el casco antiguo veremos casas-palacio y pasearemos por plazas y calles que nos llevarán hasta la Iglesia de Santa María de Almocóvar y a su otra joya, el Convento de San Benito, último lugar donde la Orden Militar de Alcántara buscó reposo y oración después de las contiendas de reconquistas y conquistas. En él se puede admirar un hermoso claustro gótico y una fachada exterior renacentista, conocida como la Galería de Carlos V. Unas típicas migas extremeñas redondearán una visita que tiene como telón de fondo los paisajes de la Sierra de Gata al norte y la de San Pedro al sur, así como las aguas internacionales del Tajo, que dibujan la fronteriza identidad de Alcántara. 

El Rincón de los Engendros está en un pequeño parque a la salida del pueblo, antes de llegar al puente, y en él se disfruta de la obra escultórica de Fernando Tostado Granado, hecha con materiales de uso cotidiano, y decoradas con vivos y vistosos colores. En pleno campo, la fuerza creadora de la naturaleza y la creatividad humana se reconocen mutuamente y agradecen el encuentro. Nosotros también.

Planes en Alcántara

Ver todos