Benafarces

Benafarces

Información turística: +34983791609

Web información turística

Esta localidad, a media distancia entre Tiedra y Toro, supone un alto en el camino para reponer fuerzas y conocer un rincón pintoresco y tranquilo, de casas de adobe y caminos de tierra bordeados por grandes extensiones cerealísticas. Cuentan las crónicas que en el contexto de la Guerra de la Independencia, Benafarces fue arrasada por los franceses en 1809, como represalia por ser el pueblo natal de un famoso guerrillero, Zenón García, que luchó a las órdenes de Juan Martínez, el Empecinado, y Francisco Espoz y Mina contra los invasores franceses.

Aunque no quedan restos de castillo en su territorio, la pétrea iglesia de la Asunción Santa María la Nueva casi podría parecer una fortaleza por sus dimensiones y es considerada Bien de Interés Cultural. Construida en el siglo XVI en estilo renacentista con elementos góticos, esta iglesia sufrió un derrumbe provocado por intensas lluvias en los pasados años 90 y tuvo que ser reconstruida con una cristalera. A pesar de este contraste de estilos no pierde su encanto y destaca por sus bóvedas, su pórtico en arco de medio punto y su impresionante retablo barroco.

Este pueblo de casas de adobe y tapial tiene dos fechas festivas marcadas en el calendario: San Isidro Labrador, 15 de mayo, como buena localidad agricultora. Y el primer fin de semana de agosto en honor al patrón, San Tirso. Lo más curioso en esta fiesta veraniega es el “campeonato mundial de burro-polo”, pionero en su estilo y consistente en marcar goles con una gran pelota que se golpea con una escoba, a lomos de un burro, Digno de ver. Otras actividades organizadas para la ocasión son vuelos en biplaza de paramotor sobre los campos de Benafarces y juegos de láser combat por las calles del pueblo.

Planes en Benafarces

Ver todos