{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Canalejas de Peñafiel

La ermita escondida en un bosque

Compartir

Un páramo con vistas al río Duratón sirve de retiro a este recoleto pueblo vallisoletano que destaca por las bodegas de su municipio y curiosamente, el que dicen es el mejor bacalao con tomate y pimientos de la meseta castellana, en el restaurante de la plaza Mayor, Casa Aurelio.

Entre sus tesoros arquitectónicos encontramos una iglesia románica del siglo XII dedicada a la patrona de la localidad, Nuestra Señora de la Asunción, levantada en piedra y cuya nave esconde una bóveda y yeserías del siglo XVIII. Si preguntamos a los lugareños por la ermita de Nuestra Señora de la Olma nos indicarán un camino que bordea el cementerio y nos lleva a un pequeño claro escondido entre la vegetación, donde se alza esta pequeña obra de arte. Para visitar ambos templos es necesario pedir permiso previamente al ayuntamiento.

Localización