Carballo

Fiesta de los sentidos

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Los jueves en Carballo son días de bullicio. El mercado sale a la calle y se convierte en Feria. La plaza se llena de puestos, olores y colores. Cebollas, pimientos, naranjas, queso, miel, empanada y pan de la tierra reclaman la atención de decenas y decenas de potenciales compradores que no se pueden resistir la tentación. Ese es el primer encuentro con un municipio coruñés que, cuando quiere, se asoma a la Costa da Morte desde sus playas de Razo o sus marismas de Baldaio, y cuando le apetece se retira al interior para pasear por la aldea de Rus y conocer su iglesia. Adentrarse en la comarca de la que Carballo es capital resulta relativamente fácil si se visita el Museo de Bergantiños. Historia y etnografía se dan la mano en sus salas y son una estupenda oportunidad para planear el itinerario del viaje. Lo otro es dejarse llevar por el río O Anllóns y acompañarlo por su ribera hasta el Bosque do Añón, donde robles, alisos, sauces y demás vegetación, se convierten en una fiesta para los sentidos. Al verde de la flora lo complementa el color terroso de la piedra de castros, pazos e iglesias que, en las 18 parroquias del municipio, conforman un paisaje arquitectónico único, esencia de Galicia.

Contacto

Localización