Castrillón

Asturias en estado puro

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Paraíso de olas y cielo. Castrillón aguanta a sus espaldas asturianas siglos de antigüedad, donde Paleolítico, visigodos, romanos y astures han tenido su lugar, creando así un pueblo costero enigmático y clave en la historia astur. Esta concejo es una maqueta de Asturias,subdividido en ocho núcleos, como Piedras Blancas o Salinas que cuentan al visitante su historia con diferentes monumentos y yacimientos, como la cueva del Hueso en Pillarmo, referente para estudiar la transición entre el Paleolítico Medio y el Superior; o la mina submarina, símbolo de la industria en esta zona, con el museo de la Mina de Arnau.

Pero si el paraíso se haya en algún lugar, Castrillón lo encierra en sus playas. Preciosos enclaves, algunos de ellos enormes de arena fina y blanca, donde el mar se levanta para mostrar sus mejores cualidades.Algunas exhibiendo su fuerza e invitando a surferos a desafiarlas como en la playa Salinas; otras tienen rincones en las que converge Naturaleza y mar, con montañas en medio del mar y dunas en la arena, como la de San Juan, y algunas parecen balsas naturales de agua como la playa de Arnao. Y es que Castrillón guarda el amor por el mar, recogido en el museo y Fundación de Philippe Costeau, situado en un precioso peñasco, 'La Peñona', sorteado por el mar. Un enclave en el que el alma asturiana se deja llevar.

Localización