Castro del Río

Las mecedoras de Kennedy

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Castro del Río se aposenta en la Campiña cordobesa: sus tierras están surcadas por el Guadajoz, que las convierte en zona de regadío y olivo, motor económico del municipio y no sólo por el aceite.

El trabajo artesanal con madera de olivo es reconocido en toda España y la fama de sus mecedoras hechas a mano es internacional, incluso el mismísimo John F. Kennedy se meció en dos de ellas. También en Castro del Río crían olivos que después exportan a países como Francia o Italia.

Por su situación estratégica ha sido poblado por diferentes civilizaciones, desde los pueblos prehistóricos hasta los romanos. Y por supuesto, por los árabes, quienes construyeron una antigua fortaleza rodeada por una muralla. Hoy este núcleo original es el barrio de la Villa, un barrio medieval excelentemente conservado.

Castro del Río cuenta con un extenso patrimonio clasificado como Bien de Interés Cultural: el recinto amurallado, el castillo, –anexo a la muralla y construido por los cristianos tras reconquistar la zona– y el Pósito Municipal, utilizado para guardar el grano o la Iglesia de la Asunción.

Localización