{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Cuevas del Valle

Fiestas al pie de la calzada romana

Compartir

Localidad de unos 500 habitantes en la confluencia de las carreteras N502 y AV-P-706, a 69,7 km de Ávila.  

Es el municipio más al norte del Barranco de las Cinco Villas, en el valle del río Tiétar y la vertiente meridional de la sierra de Gredos, muy cerca del Parque Regional y el Puerto del Pico. El abrigo tras la muralla de Gredos permite un microclima más suave que el de sus vecinos al otro lado del puerto. Y un paisaje más diverso, con frutales y huertas, pinares y castañales, sotos y vegetación de ribera en las gargantas que bajan hacia el Tiétar, además de piornos en los pisos altos de las montañas. Tres cuartas partes del valle se incluyen en la Red Natura 2000 y en él convergen dos zonas de protección de aves (ZEPA).

Conserva bastantes muestras de arquitectura tradicional con elementos que explica ese clima, sobre todo las amplias balconadas de madera bajo aleros muy pronunciados. Algunas casonas de dos alturas, como el ayuntamiento, tienen el primer piso de piedra vista y el segundo de ladrillo, a veces con entramados. Otras combinan fachadas encaladas y bloques de granito en los esquinazos. La iglesia de la Natividad de Nuestra Señora destaca aún más por su posición elevada, altas naves sujetas con contrafuertes y una pieza inconfundible: la torre de ladrillo en contaste con los grandes sillares en el resto de la mole. Tres ermitas, puente, fuentes y el rollo de jurisdicción se añaden al álbum.

Sin embargo su principal monumento es el camino que dio sentido a Cuevas desde su fundación: la calzada romana que conserva tramos en zigzag en la subida al puerto. El tiempo ha desparejado el nivel de las losas pero se mantiene firme en su larga hoja de servicios a legiones, carreteros, rebaños trashumantes y dos milenios de viajes entre ambas mitades de España. Se ve fácilmente desde la carretera.

Contacto