Curiel de Duero

De aposentos de Doña Berenguela a museos rurales

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Cuenta la leyenda que los dos castillos que hoy encontramos en Curiel del Duero en su momento estuvieron conectados por túneles secretos que permitían las idas y venidas de nobles y miembros de la realeza que los habitaron. El Palacio de los Zúñiga, del siglo XV, se encuentra en el centro del pueblo y solo conserva la torre del homenaje y la muralla. Por su parte, en un alto podemos distinguir otra fortaleza que se levantó sobre un asentamiento romano y siglos después fue dote de Doña Berenguela, entre otras reinas.

Hoy se alza aquí la Residencia Real Castillo de Curiel, a modo de hotel con encanto donde descansar a cuerpo de rey en un entorno medieval. Curiel de Duero alberga también dos museos que merecen una visita: el Museo Etnográfico, junto a la iglesia románica de San Martín, donde se exponen aperos de labranza y las “Escuelas del Ayer”, que recrean los antiguos centros de enseñanza. De entrada libre en verano, en el mismo horario que la Oficina de Turismo (viernes de 17h a 19.30h; sábados, domingos y festivos de 10h a 13.30h y de 17h a 19.30h) y previa cita en el Ayuntamiento en invierno. Entre otros curiosos monumentos del pueblo podemos visitar la solitaria Puerta de la Magdalena, único resto en pie de la muralla del siglo XII, y el Rollo Jurisdiccional del siglo XVI donde se ajusticiaba a los malhechores.

Localización