Dumbría

Naturaleza de mil caras

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Muy cerca del lugar en el que A Coruña despide al sol. Allí se encuentra Dumbría, una localidad que hechiza por su naturaleza de mil caras. Y es que no hay marco que no se encuentre aquí. Predomina el verde de los pinares y el castaño de las montañas. La formación más rara es la de Pedra do Brazal, dos inmensas rocas llenas de musgo colocadas una encima de otra en forma de reloj de arena. La zona de Dumbría más cercana a la costa sorprende con una linda playa de arena fina, la de Ezaro. En el indescriptible Monte Pindo, vive una especie vegetal única de la localidad: el Carballo. A los pies del citado monte están los lugares más increíbles para admirar de este paraíso: la cascada del Xallas, el único río de Galicia que desemboca en el mar, y, el mirador del Ezaro, para ver a la anterior desde otra perspectiva. Tantos tipos de paisaje ofrecen múltiples posibilidades deportivas. Quizá por ello se celebra en la localidad el Campeonato Gallego de Piragüismo y el Open de Pesca a Mosca por Parejas río Xallas.

A muchos les sonará Dumbría porque es la última etapa del camino de Santiago hacia Finisterre. Incluso tiene un albergue acondicionado para peregrinos. El Ponte Olveira (s. XVII), con sus tres arcos de unos 7m, da la bienvenida a la localidad a los que viajan para adorar al Apóstol. También relacionada con el camino de Santiago está la iglesia de San Pedro de Buxantes, de hecho, su campanario barroco lo construyó el mismo arquitecto de la Torre del Reloj de la Catedral de Santiago. Como destino marcado del peregrino se encuentra también la ermita de Santa Uxía, ya que aúna su misticismo arquitectónico y un paisaje único que une el río Xallas con el mar de Ezaro.

Reportajes recomendados Ver todos

Contacto

Localización