Escurial de la Sierra

Fuentes a los pies del Pico Cervero

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

A 51 kilómetros al sur de Salamanca, en plena subcomarca de La Calería –dentro de la conocida como Sierra Mayor o Sierra de Quilamas– se encuentra la localidad de Escurial de la Sierra, un municipio que destaca especialmente por su variado atractivo natural, puesto que cuenta con el amparo del Pico Cervero y las crestas de la Sierra de Quilamas al sur y por campos y dehesas hacia el norte. De hecho, es muy recomendable un paseo por su entorno para disfrutar de los bosques de roble melojo de las laderas de esta sierra, incluida en la Reserva de la Biosfera Sierra de Béjar y Francia, reconocida por la Unesco.

Además de los robles, completan el paisaje castaños, cerezos bravíos, nogales, chopos, majuelos y, por supuesto, las encinas. Aunque cualquiera de los caminos que salen del pueblo es una buena opción, cabe destacar el ramal de la Ruta Sierra de Calería que pasa por Escurial. Se trata de una ruta señalizada que recupera parte del antiguo camino que usaban los vecinos para bajar en carros de vacas la piedra caliza que había en la sierra y que se usaba para fabricar la cal morena que da nombre a la subcomarca. Esta ruta, que llega hasta la cima del Pico Cervero, sale del pueblo y, nada más empezar, ya se puede ver un horno de cal y un panel explicativo sobre el proceso de elaboración de la misma.

Volviendo al núcleo urbano cabe destacar su iglesia parroquial, dedicada a Santa Marina, patrona del municipio. Situada en lo más alto del pueblo, de esta construcción cabe señalar su atrio de seis columnas y su espadaña, desde donde se pueden contemplar unas buenas vistas del pueblo y de su entorno. El otro edificio principal del municipio se encuentra en el lado contrario, ubicado en una antigua encrucijada de caminos a las afueras del mismo. Se trata de la Ermita del Cristo del Humilladero, una construcción de planta rectangular con muros de mampostería y un pequeño atrio flanqueado por dos columnas.

El municipio, en cuya plaza podemos ver una estatua dedicada al poeta Félix Grande García, natural de Escurial, cuenta además con un buen número de caños. De hecho, existe una ruta urbana conocida como ‘Ruta de las Cinco Fuentes’ que invita a pasear por el casco del pueblo para visitar las fuentes, que en un pasado fueron un lugar de gran actividad social y que representan una buena muestra etnográfica del municipio. De la ruta cabe destacar el manantial, que está cubierto por una pequeña bóveda de mampostería con piedras unidas con cal morena y una puerta de acceso. También es interesante el entorno de la Fuente del Palancar, encajada entre unas huertas y cuyo acceso implica pasar por un pontón de lajas de pizarra. Antes se pasa por tres fuentes que vieron cómo su agua fue canalizada a principios del siglo XX a unos pilares para el abastecimiento de la población y como abrevadero para el ganado. La ruta acaba en la Fuente Grande, que vierte sus aguas en el pilar de Abajo. Cerca de ella se puede admirar un puente de dos arcos de medio punto construido con piedras calizas y unidas con mortero de cal morena. Entre esos ojos corre el río Huebra –río Grande para los vecinos–, que nace a los pies del Pico Cervero.

Contacto

Localización