{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Fuentes de Béjar

Entre sierras

Compartir

El municipio y su tierra formó parte del señorío de los duques de Béjar. El río Sangusín, afluente del Alagón, tiene la cabecera en su término, a poco más de 900 metros de altitud, dando lugar a un gran bloque hundido de igual dirección que las sierras que rompe el Sistema Central, individualizando las sierras de Francia y Béjar. La presencia del río trajo consigo la existencia de dos molinos harineros que, unidos a la fabricación de tejas, losas y ladrillos, a las canteras de granito, a la arriería y a los telares para tejer el lino que se producía en su término, constituyeron las principales actividades económicas de sus habitantes en tiempos pasados.

El edificio que más sobresale es la iglesia parroquial dedicada a Nuestra Señora de la Purificación. La nave central se cubre con una armadura mudéjar muy simple de par y nudillo y el presbiterio, con otra más interesante de lima y bordón. En lo alto de la torre se sitúa una imagen del Sagrado Corazón de Jesús. En las fiestas de la Virgen del Rosario se celebra una animada subasta de los más variados frutos de la tierra donados por los lugareños.