{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Gascueña

El corazón de la Alcarria conquense

Compartir

Junto a la Sierra de Bascuñana, Gascueña es el corazón de la Alcarria conquense. Destaca su conjunto urbano con la Plaza Mayor como epicentro y todo el entorno plagado de casas encaladas; en el centro, un pilón octogonal de 1775.

La iglesia de la Natividad es su principal atractivo turístico. Construida entre los siglos XVII y XVIII gracias a la labor de fray Julián de Gascueña, obispo de Jaca y Ávila. Encierra un lienzo del Bautismo de Cristo de Paulus Cagliari, más conocido como El Veronés y pinturas barrocas de Francisco Ricci. También hay que detenerse en el órgano, la sillería del coro o un relicario.

Otra parada obligada es el castillo de forma oval que aún conserva los restos de su torreón y dos de sus muros. La localidad se enorgullece de sus raíces galas: su patrón es San Ginés, mártir de Arlés.

Contacto