{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Gotarrendura

La otra cuna de Santa Teresa

Compartir

Localidad de unos 160 habitantes a 25,9 km de Ávila, sobre la carretera AV804 entre Arévalo y la capital de la provincia.

Sonoro nombre vasco (como la vecina Mingorría) que parece acreditar de dónde procedían los repobladores de estas tierras hace mil años.

A Gotarrendura se le conoce más por otra fundadora, Santa Teresa de Jesús. Su familia estaba vinculada a la población y algunos autores han considerado la posibilidad de que naciese aquí y no en su cuna oficial, Ávila. Sea o no así, Teresa de Cepeda sigue siendo una vecina influyente, incluso en el palomar que le perteneció y hoy es uno de los monumentos teresianos más singulares, incluso como centro de peregrinación.

El pueblo se apega también a otro tipo de tradiciones terrenales: el oficio de la forja recreado en una vieja fragua o el Museo López Berrón de Arte y Etnografía, dedicado a los oficios, usos y costumbres locales y comarcales. Como el herraje de caballerías, también representado por un potro bien conservado.

Gotarrendura se emplaza en la frontera entre las llanuras del norte y las primeras estribaciones montañosas al sur. Los materiales de construcción reflejan esa mezcla de paisajes y recursos entre el mudéjar de ladrillo y la arquitectura serrana en piedra. Tanto la iglesia de San Miguel Arcángel como la ermita de Nuestra señora de las Nieves combinan ambos estilos: sillares de granito y canto rodado encintado en verdugadas de ladrillo. Precioso el artesonado de madera en el templo mayor.

Gotarrendura linda al este con los sotos y pinares que flanquean el Adaja (el principal río que atraviesa la llanura cerealista de La Moraña, donde casi todos los cursos de agua son estacionales o transitorios). Más al norte, a la altura de Villanueva de Gómez, el río discurre entre una gran masa de pinos de resina que llega hasta las primeras casas de Arévalo.

Contacto