{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Granja de Torrehermosa

Paseos que dejan prendado al visitante

Compartir

Todos los que se pierden por las calles de Granja de Torrehermosa quedan absolutamente prendados de las numerosas joyas arquitectónicas que le salen al paso. Como ejemplos cabe destacar la fachada mudéjar de la Biblioteca Municipal, en la Plaza del Ayuntamiento; la Casa Consistorial, un hermoso palacio decimonónico; el juego de la fachada del Casino, de principios del siglo XX, donde encontramos guiños mudéjares, renacentistas, platerescos y barrocos, y las numerosas casas nobles del siglo XIX. Tampoco podemos dejar de visitar la Iglesia de La Purísima Concepción. Su torre, que da nombre a la población, es Monumento Nacional. Y si el exterior es bello, el interior no deja de sobrecogernos con su retablo mayor, la cruz procesional, el hostiario o la pila bautismal.