{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Higuera de Vargas

Entre los llanos y la sierra

Compartir

Una fuente llamada Santa, o de la Higuera, a la que se atribuyen ciertas propiedades curativas, fue el núcleo fundacional sobre el que creció Higuera de Vargas. Entre sus encantos destaca el Castillo de los Vargas, del siglo XIV. Perteneció a la Orden del Temple y fue Señorío de los Fernández de Vargas. Con posterioridad, el recinto fue ocupado por el Duque de Feria. La parte que estaba dedicada a vivienda palaciega da a la plaza principal de la localidad. Merece la pena también visitar la Ermita de la Virgen de Loreto, que se encuentra en la Fuente Santa, y que era destino de peregrinos. Su atractivo radica, entre otras cosas, en las pinturas al fresco que se han descubierto en su interior.

Contacto