Huerta de la Obispalía

Un perfil de postal

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Su castillo y su iglesia se miran cara a cara para dibujar, desde un cerro, el atractivo perfil de Huerta de la Obispalía. Esta localidad, situada entre los límites de la Alcarria y La Mancha, en la confluencia del arroyo del Cuende y el río Záncara, es un paraje pintoresco que merece una parada. La iglesia Parroquial de la Asunción, del siglo XVI, combina elementos renacentistas y góticos.

En el municipio también se encuentran la fuente Vieja, de 1818, y las ermitas de San Roque, con un curioso arco de herradura excavado en la roca, la de San Mamés y la de la Fuensanta.

El Castillo resiste al paso del tiempo, imponente, con sus murallas intactas y su torre del homenaje. Una inscripción en latín a sus pies recuerda que lo mandó construir Gabriel Condulmaria en 1473. Fue edificado sobre los restos de un asentamiento ibérico por los árabes en el siglo X. En el interior se conservan el horno, un pozo y las antiguas mazmorras.

Contacto

Localización